EL CHISMOSO

El chisme es una mentira maliciosa que alguien hecha a rodar con la evidente intención de perjudicar a otra persona.

Lo más horrendo de esta mentira es que parece verosímil. Su verosimilitud es lo que la hace peligrosa.

Otra arista temible del chisme es que la persona que está siendo afectada no tiene la más mínima noción de lo que está pasando. Por eso no puede defenderse.

El chismoso casi siempre empieza diciendo: “no le digas nada a tal (acá va el nombre del afectado), pero se rumorea que…(acá va la patraña). De esa manera empieza a correr la noticia.

El chisme tiene un actor principal que es el que lo creó. Pero también tienen responsabilidad los que lo difunden. Sin los que lo esparcen no existiría. La malicie de cierta clase de gente es el cable conductor del chisme.

Los que lo difunden sienten el placer morboso de arrojar una sombra de sospechas sobre una persona que hasta ese momento parecía irreprochable. También la impunidad que sienten al atacar a alguien que no puede defenderse, les causa placer. Creo que cuanto más inocente es la persona acusada, más placer tiene el difamador.

Si bien el chisme tiene un autor con el correr del tiempo se vuelve anónimo lo que da más impunidad al creador y a los que lo difunden   

El chisme nunca puede ser verdad porque si fuera verdad no sería un chisme.

No se debe confundir el chisme con la advertencia. Si alguien nos advierte de algo cierto sobre una  persona en realidad nos está haciendo un favor y lo que menos quiere hacer el chismoso es favorecer a alguien. El chismoso no quiere prevenir sino perjudicar. El caso más execrable de chisme que conocí se dio en una casa de departamentos de propiedad horizontal donde yo residía hace unos años.

Una señora viuda vivía con su hija que no tendría más de 22 años.

Al quedar sola perdió gran parte de sus bienes y decidió mudarse a un departamento. Por eso muchos de nosotros no conocíamos de ellas más noticias que lo que acabo de contar.

Un día se acercó un co-propietario y me comentó por lo bajo:

–         Pobre mujer la que vive en su mismo piso. Se quedó sola y encima parece que la hija anda en malos pasos.

–         No se de que me habla, yo no se nada, le respondí.

 Ante mi negativa pasó a explicarme.

–         Antes de ayer estaba en la puerta y escuché un ruido. Miré y me di cuenta que era la hija de esta señora que estaba abrazada a un árbol. Llame al portero y la ayudamos a entrar. Estaba tan alcoholizada que no la podíamos hacer caminar.

–         No parece una chica que tome alcohol con exceso. Siempre que hablé con ella me pareció muy correcta, le respondí.

–          Esas son las peores, me retrucó. Debe tomar alcohol y vaya a saber que otra sustancia más. Yo que usted me cuidaría porque viven en su mismo piso. Me dijeron que la pobre señora se lo reprocha y ella le grita de muy mala manera. Usted muchas veces debe sentir gritos desde su departamento.

 Era verdad. Desde mi departamento a veces se escuchaban gritos y yo no sabía a que atribuirlos. De cualquier manera era algo que no molestaba demasiado y de todos los departamentos se escuchaban a veces gritos y conversaciones.

No le contesté nada y me retiré.

El asunto me preocupaba pero  nuevas preocupaciones llamaron mi atención y un poco olvidé el asunto.

Unos diez días después me encontré, de casualidad,  con esta señora mientras esperábamos el ascensor. Como se demoraba iniciamos una conversación intrascendente hasta que ella me dijo:

–         Si señor, la vida le da a una golpes que no espera cuando menos se lo imagina.

Al decir esto comenzó a asomar en sus ojos unas lágrimas. En un primer momento me sentí incómodo pero luego no pude dejarde sentir cierta lástima.

Al verla tan mal le ofrecí ir a tomar un té para que se sintiera mejor y me aceptó agradecida.

Me comentó lo mal que se sentía por la muerte de su esposo luego de treinta años de matrimonio. Después agregó:

–         Y mi hija que no me hace caso.

Me quedé callado recordando lo que me habían contado y esperando el relato de los excesos de la chica.

         – Siempre le digo que abandone su forma de ser y ella no quiere.

 Asentí con la cabeza sin decir nada y ella agregó:

           – Ella trabaja y estudia porque quiere labrarse un porvenir, pero tiene diabetes y a veces llega tan cansada que no puede tenerse en pie.           Debería cuidarse por su tratamiento pero me dice que no puede dejar           que me falte nada. Me cuida como un bebé. No quiere hacerme caso y a veces discutimos mucho. Pero es una gran hija. La mejor hija que alguien se pueda imaginar.

Me quedé estupefacto al escucharla.

Luego nos despedimos, la felicité por la hija y le dije que no dejara de avisarme si necesitaba algo.

Pronto pedí una reunión de consorcio y expliqué lo que me había contado la señora para explicar a que se debía  la “extraña” conducta de la muchacha. Todos me escucharon avergonzados porque muchos de ellos habían hecho circular la misma noticia que me habían contado a mí. Decidieron no seguir esparciendo esa calumnia.

Solo una persona dijo que no creía lo que yo había contado y que iba a seguir repitiendo la historia anterior.

¿ Adivinan quién era? Sí, acertaron. El mismo que me contó la historia a mí. Para su mente enferma su versión era mucho mejor que la mía y no le interesaba destruir la vida de una adolescente y su madre con  infundios.

El chismoso es uno de los más repugnantes especímenes que creó la raza humana. Si hasta creo que no deberíamos llamarlo humano.

Si el demonio existe, el chismoso, es uno de sus más dignos representantes sobre la Tierra.

18 respuestas to “EL CHISMOSO”

  1. Vale Says:

    Abuelito: Su deduccion acerca de los chismosos es correcta. Pero no hay que dejar de lado el hecho de que toda persona tiene un poco de maldad dentro, y que a veces no nos damos cuenta y la dejamos salir de tal manera que llegamos a perjudicar al otro. No estoy justificando al chismoso, sino que trato de que vean a la luz, que hasta el mas bueno puede tener una pisca de maldad, no intencional, obiamente, pero si la poseemos todos. Terminando con esto, los que nos diferencia del chismoso, creo yo, es la intencion de perjufical a otros, ya que mientras el chismoso es una mente enferma, con demonios adentro suyo que fue desarrollando y haciendolos mas fuertes, ahora ni el mismo puede controlar sus actos, porque se ha dejado llevar por el demonio, en cambio, nosotros, aquellos que no somos santos pero tampoco malbados, como para desearle un mal a alguien, tenemos que aprender a canalizar nuestro bien como el mal dentro de nosotros mismos, asi lograremos no solo ser buenas personas que conformen una exitosa comunidad sino tambien a derrotar a nuestros demonios.

    • alfredoh Says:

      Vale: tu comentario es perfecto. Todos podemos tener un chismoso dentro nuestro. La cuestión está en no dejarnos dominar por ese chismoso. Muchas veces sin darnos cuenta hacemos rodar información falsa que largó algún chismoso y sin querer perjudicamos a alguien. Creo que en ese caso lo mejor es pedir perdón o dejar de propalar noticias infundadas frenando a quienes tratan de hacerlo. De cualquier manera el artículo habla del chismoso profesional, es decir, aquella persona que prepara y lanza una noticia falsa con el evidente deseo de perjudicar a un inocente. De esas personas debemos huir como de la peste. Esos malvados abundan y sienten un horrible placer cuando ven que sus inventos ruedan por efecto de la inocencia de la gente.

  2. Anahi Says:

    Uno se deja llevar por el chisme , le hace caso , pero hay que tener las antenas bien alertas , para no dejarse llevar por una opinion mal intencionada o demasiado insistente .
    Lei los comentarios anteriores y entiendo lo del chismoso que podemos tener todos y que no hay que dejarse llevar por tanto chusmerio .
    Estas cosas me tocan muy de cerca , asi que sera todo a reaprender , observarse a uno mismo , los errores que podemos realizar, sin darnos cuenta quizas de lo que estamos haciendo.

    • alfredoh Says:

      Sí Anahí, la tendencia a difundir relatos de dudosa autenticidad la tenemos todos adentro nuestro como otros comentarios anteriores remarcan. Debemos resistir la tentación malsana de hechar a rodar una noticia no confirmada que hace correr una persona maliciosa amparada en el anonimato. Vos lo debés haber sufrido y todos lo sufrimos en algún momento de nuestras vidas. Alejemos al chismoso de nuestro lado como si fuera una alimaña venenosa, lo que, de hecho, es.

  3. lilen Says:

    que mal hacen los chismoso a este mundo, pero a veces no nos damos cuenta y no sabemos diferenciar lo que vos dijiste una advertencia de un chisme y terminamos convirtiendonos en seguidores de ese chisme por eso hay que prestar mucha atencion y corroborar las fuentes de las que viene una noticia por que puede que la mayoria sean solo chismes

    • alfredoh Says:

      Esw verdad lo que decís Lilén. A veces nos convertimos en aliados de esos seres repugnantes al difundir, inocentemente, sus mentiras. Corroborar el origen de una noticia impediría difundir las mentiras de esos seres abominables. Estoy totalmente de acuerdo con tus conceptos.

  4. CAROLINA Says:

    EL CHISMOSO ES UNO DE LOS PEORES SERES DE LA TIERRA. SOBRE TODO PORQUE SOLO DIFUNDEN MENTIRAS. YO TRATO DE ALEJARME DE ESA GENTE Y NO DIFUNDIR SUS ESTUPIDECES. CREO QUE LO MEJOR ES ALEJARSE. NO ESCUCHARLOS.

    • alfredoh Says:

      ES UNA DE LAS MEJORES ESTRATEGIAS CAROLINA. CUANDO UNO SABE QUE UNA PERSONA ES CHISMOSA LO MEJOR ES EVADIRLO, NO ESCUCHARLO. ASÍ DEJAMOS DE SER CÓMPLICES. QUE NOS QUIERAN ADVERTIR DE ALGO COMPROBADO ESTÁ BIEN, CUANDO NOS CUENTAN COSAS DE DUDOSO ORIGEN Y DIFÍCIL CONFIRMACIÓN, DEBEMOS HUIR CON DISCRECIÓN.

  5. Damas Art Says:

    A veces una persona puede parecer lo que no es y por ese motivo ser diana constante de chismes y rumores, que cuando se van transmitiendo se hacen cada vez más enrevesados y más alejados de la realidad…
    A la mayoría de las personas que conozco les gusta chismorrear, porque son muy curiosas, hablar de este, del otro o del de más allá, sin preocuparse lo más mínimo de las consecuencias negativas que para una persona puede acarrear un chismorreo.
    Yo, personalmente, siento vergüenza ajena cuando escucho hablar sobre los asuntos de otra persona, sinceramente no me interesan, y no comparto los critiqueos porque soy consciente de que nadie puede ponerse en la piel de otra persona si no ha pasado por idéntica situación, nadie puede JUZGAR.
    Para terminar, esta frase… «vive y deja vivir»
    ¡Saludos Alfredo!

    • alfredoh Says:

      Estoy de acuerdo en casi todo lo que dices en tu comentario Damas Art. Pero el criticón se diferencia del chismoso. El criticón sufre una falta de empatía con la persona a la que critica. Como tú bien dices no se pone en su piel. Pero lo hace sobre episodios ciertos aunque exagera y es un juez muy severo con los demás. En cambio el chismoso echa a rodar algo que sabe que es falso. El criticón no perdona un defecto ajeno, el chismoso lo inventa. Creo que esa es una carcterística que los diferencia. Por lo demás estoy de acuerdo con tus conceptos.

  6. Sandra Toro Says:

    Completamente de acuerdo Alfredo, la vida es muy corta hay que vivirla y dejarla vivir, sin meterte en los asuntos de los demas, donde nadie te ha llamado.

    • alfredoh Says:

      Es verdad lo que dices Sandra pero lo que más quería resaltar en este artículo es la característica de maldad que hay en el chisme. Si alguien se pone a opinar sobre la vida de otro sería un entrometido pero no tiene necesariamente que perjudicarte esta intromisión. Contrariamente el chismoso inventa y echa a rodar cosas que no son ciertas con el único fin de perjudicarte. El entrometido te hace saber su deseo de participar de algo donde no lo han llamado. El chismoso trata de que el perjudicado no se entere de lo que echó a rodar. De esa manera no podrá defenderse y frenar esta mentira perjudicial. Creo que el entrometido y el chismoso tienen características que los diferencian. A todas luces el chismoso es el peor.

  7. mariano moral Says:

    El chismoso, un tipo verdaderamente satánico. La maldad le resuma por los poros. Despreciable. Hay que alejarlos de nuestra vida rápidamente al detectarlos.

  8. Marcelo Says:

    El chisme… todo un tema. No nos olvidemos que uno de los refranes más utilizados es ese que asegura que «si el río suena…»
    A veces me he puesto a pensar sobre esto y creo que el chisme (o el rumor) -a pesar de ser tan informal o de no tener un origen claro- cautiva porque nos proporciona una manera concreta de comprender al mundo. Y terminamos edificando una realidad ficticia como si ésta fuese la cierta. De hecho, el chisme intenta cambiar la realidad. Y lamentablemente, muchas veces lo consigue.
    Tampoco sé qué es peor: la perversidad de quien lo transmite o el morbo del que lo repite. Para algunas personas, el chisme parece ser un pasatiempo. Y creo que esas personas tienen algunos problemitas de personalidad. Porque sumidos en una cloaca de vaguedades morales y desprovistas de una autoestima saludable, recurren al chisme, no para enseñar a los demás cuan bajo sus víctimas pueden caer, sino cuanta estatura moral creen tener ellos mismos.
    Y lo peor de todo, es que el chisme no requiere pruebas. La opinión pública construye más a partir de impresiones que de hechos, por lo tanto, una mera acusación basta.
    Alcanza como ejemplo mirar la tapa de algunos diarios…

  9. Cristina Says:

    El chismoso es lo peoor que hay. Son malos todos.

  10. clark Says:

    odio los chismes y a los cchismosos. me gustó

  11. Daniel Bufi Says:

    Hola Alfredo, yo comparto con mucho lo que dicen otros lectores acerca de que el chsime es lo peor que hay, ya que opinar sin tener la información para ellos es muy fácil. Y también son personas detestables, como dice el dicho «vive y deja vivir», es mi opinión, lo saludo atentamente y nos mantenemos al habla

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: