RAREZA

El otro día se me quemó una lamparita eléctrica. Con cierta resignación me dispuse a cambiarla. A todo el mundo se le quema una lamparita y a todo el mundo le molesta tener que cambiarla.

Mientras buscaba otra de repuesto recordé que no hacía mucho que la había cambiado. Quizás menos de una semana. Mientras seguía buscando recordaba las viejas épocas en que una lamparita eléctrica duraba varios años. ¡Que épocas! ¿Qué habría cambiado?

Finalmente encontré una y reemplacé la lámpara quemada. Esta duró menos que la anterior porque sin haber sido usada no andaba y a simple vista estaba todo en orden en sus filamentos. Comencé a desconfiar del portalámparas pero igual seguí buscando y finalmente en el fondo de un cajón encontré una que había comprado hace muchos años y que estaba olvidada.

La coloqué y para mi sorpresa prendió con total normalidad. Claro que a esta le hubiera perdonado que no anduviera bien debido a su antigüedad pero todo se desarrolló normalmente hasta que sucedió algo que me hizo entrar en una franca depresión.

Ustedes se preguntarán como alguien puede entrar en una depresión solo por cambiar una lamparita eléctrica. Bien, se los voy a explicar.

Siguiendo con mi nueva costumbre de no guardar cosas innecesarias me dispuse a tirar la cajita de cartón donde venía la lamparita pero al tratar de hacerlo le noté algo raro, infrecuente.

La miré por los cuatro lados y no sabía que era lo que me detenía. Finalmente reparé en lo que me llamaba la atención y, en ese momento es cuando comenzó mi depresión. En un rinconcito pequeño de la cajita se leía: “Industria Argentina”. Se darán cuenta del motivo de mi depresión. En algunas épocas fabricábamos nuestras propias lamparitas eléctricas y ahora esto se había convertido en una antigüedad.

En lo últimos veinte años se ha ido borrando de la lamparitas eléctricas, de los lápices, de las gomas, de las tazas, de los platos, de las bandejas, de los vasos y de muchos otros implementos diarios, el pequeño, pero no por eso menos importante lema de “industria argentina”. Nos hemos acostumbrado tanto a usar elementos extranjeros que esta pequeña lamparita parece una rareza.

¿Quién ha hecho desaparecer la Industria Nacional poco a poco  sin que nos diéramos cuenta? ¿Por qué se le ha sacado el sustento a los trabajadores argentinos para dárselo a ignota personas del sudeste asiático y otros lugares igualmente lejanos?

¿Quién llevó adelante este genocidio productivo contra la dignidad de nuestros trabajadores y todo este país en general?

Todos sabemos las respuestas a estos interrogantes pero nada se está haciendo para subsanar estos hechos.

En una época éramos un país en Vías de Desarrollo pero ahora somos un país destruído donde a los gobernantes no parece interesarles elaborar planes para tratar de reconstruirlo.

Mientras tanto los responsables de este genocidio se pasean por el mundo gastando los dineros mal habidos que cobraron por el vaciamiento moral, cultural y productivo de un país anteriormente rico hasta que llegaron ellos con sus macabros planes. Tan macabros que a veces olvidamos lo que hicieron y nos parece que este país siempre fue igual con la tremenda brecha entre pobres y ricos y millones de compatriotas viviendo por debajo de la línea de pobreza.

No debemos olvidarnos y recordárselo a las futuras generaciones cuando escuchemos a estos tremendos destructores de la dignidad humana, dar sus conferencias con “consejos” sobre como reencauzar el país que ellos mismos destruyeron.

¿Creen que tenía buenos motivos para deprimirme al cambiar una lamparita eléctrica?

Etiquetas: , , , ,

17 comentarios to “RAREZA”

  1. fer Says:

    si uno de esos insanos personajes se llama cavallo, menem, etc… . Me dio verguenza el dia que clara mariño es su programa lo llevo a cavallo, y para peor esa mujer le hablaba con normal tranquilidad; Si queremos realmente mejorar nuestro pais tenemos que comprometernos todos pero no de la forma que lo hace clara mariño(pensar que luego de eso hablaba de etica)en su programa.Tambien otra persona que se hace el etico es mauro viale, y despues lleva a menem a su programa.Para dar el ejemplo hay que dar el ejemplo!!. Las personas no somos solamente lo que decimos sino tambien lo que hacemos.muy bien alfredo!!

    • alfredoh Says:

      Totalmente de acuerdo Fernando. Menem, Cavallo y muchos otros nos llevaron a la destrucción de la industris nacional. Es increíble que los lleven a programas donde les preguntan como solucionarían ciertos problemas. Problemas que ello mismos crearon!!!!
      Y después hablan de ética. No se puede creer.

  2. Roberto San Miguel Says:

    Alfred:
    En los paises democráticos,los dirigentes son la expresión de las
    mayorias.Si a esas mayorias se las alimenta desde hace mas de 60 años, con asistencialismo politico,pan, circo y otras estafas demagógicas
    mientras a espaldas del pueblo se entrega el Territorio Nacional y sus riquezas naturales,entenderemos la Argentina de hoy.
    Ahora bien,¿como explicar que en 2003,la primer minoria(24%)la obtuvo
    el “innombrable de La Rioja”,despues de haber dirigido el Pais la década
    de los 90?.
    Nada es casual.El tema no es político ni económico.
    Simplemente es cultural.
    Un abrazo
    Roberto

    • alfredoh Says:

      Estimado Roberto, interesante enfoque el tuyo, pero me imagino que lo de la lamparita te debe haber causado la misma indignación que a mí. ¿Como se le ocurre a un denominado Ministro de Economía permitir la entrada de artículos malísimos, teniendo en el país artículos buenos, sólo porque son más baratos? Creo que ellos tienen la obligación de proteger todo lo nacional frente a la competencia, a veces desleal, de los productos extranjeros. No creo que ni vos ni yo dejaríamos entrar toda esa basura que ahoga el trabajo nacional.

  3. nazareno Says:

    muy lindo alfred. Sin embargo en los últimos años se ha reactivado levemente una industria. El problema es quien controla y quien se apropia de esa riqueza. la devaluación dió fin al neoliberalismo, y dio pie al neodesarrollismo. sin embargo la brecha entre ricos y pobres sigue siendo escandalosa hoy. Hay que reconstruir la industria nacional, pero no sobre la base de los sectores concentrados monopólicos que hoy la controlan, sino sobre bases populares, al servicio del pueblo. claro que hay que tocar intereses, pero, como en bolivia y venezuela, con sus limites y contradicciones, sí se puede.

  4. maia Says:

    ningun pais puede crecer sin cuidar su industria
    no importa lo que digan ciertas teorias
    ninguna proteccion es poca
    la industria propia nos honra.

  5. mariano moral Says:

    Verdaderamente da mucha bronca el recordar que todas las cosas se hacían en nuestro país ahora vienen de afuera. La fábrica Parker y los Lápices Faber se fueron al Brasil. La mayoría de las lamparitas vienen de China. Ni las lapiceras de bajo costo Bic se hacen ya en la Argentina. Odol, Gillette y otras, ya son pasado. Este gobierno a pesar de sus buenas intenciones no revirtió este proceso. Un drenaje económico injustificado.

  6. carlos herminio Says:

    No se puede creer como se ha destruído la industria nacional. Dicen que los chinos nos van a ayudar pero yo no lo creo.

  7. Damas Art Says:

    Bueno…Alf, tocas un tema sin duda peliagudo. Es cierto que en los últimos años, no sabría decir cuántos, pero muchos ya, la industria asiática se ha colado en nuestras tiendas de manera preocupante, no sólo en tu país, sino también en el mío, y supongo que en muchos otros más.
    Proliferan desde hace años las famosas tiendas que, en España, antes se llamaban “todo a 100″(todo a 100 ptas.) y que ahora, se llaman “multiprecio”, “domti”…”precio único”, de muchas maneras dependiendo del precio de los artículos que vendan, que suele oscilar alrededor de entre 0.50 céntimos de euro hasta…cualquier precio en estos momentos. Cuando se llamaban “todo a 100″, evidentemente todo valía lo mismo…100 ptas.. Los industriales prefirieron y prefieren la mano de obra asiática que es mucho más barata y más productiva, por algo está el dicho popular” esto es trabajo de chinos”. Ellos hacen el doble, el triple o incluso más trabajo y horas (jornada laboral), por mucho menos precio, y, tal es el beneficio que se obtiene haciendo esto, que hasta pagando portes por grandes distancias, el artículo resulta al final más barato. La mayoría de estos artículos suelen ser de bastante baja calidad, y por lo tanto su vida útil es bastante inferior a los vendidos en otro tipo de comercio (pequeña o grande empresa), y la gente va a comprarlos a esos establecimientos porque su nivel adquisitivo se ha visto mermado considerablemente en los últimos tiempos.
    De esto se deriva varios problemas, entre ellos el que tú has comentado…la industria en el país y la contrata de trabajadores nativos disminuye considerablemente. Otro problema es que las pequeñas y grandes superficies comerciales están comprando sus productos a comerciantes chinos, y vendiéndolos un poquito más caros, engañando así en cuanto a la calidad de los productos…cuando la verdad es que el artículo es el mismo.
    En mi ciudad ha ocurrido también con la industria del calzado. En la antigüedad todos los zapatos, botas, sandalias o deportivos se fabricaban en Elche, Elda, y alrededores, dando trabajo así tanto a los empleados de las fábricas, como a los proveedores de materia prima, a la industria auxiliar, etc, etc, etc.

    ¡Poderoso caballero es don dinero!…sí.
    Por otra parte, y humanamente hablando, y haciendo gala de esa palabra tan difícil de aplicar que es “la empatía”, te diré que no considero a los asiáticos responsables de esta situación. Ellos se tienen que ganar la vida y lo hacen como mejor pueden, no debemos ser xenófobos. Creo que son muy listos y han sabido aprovechar la coyuntura para hacerse un hueco en la economía y ganar dinero, dinero ganado con mucho sudor y en precarias condiciones. Son nuestros empresarios, ávidos de dinero y capital, los que han fomentado que hoy en día el paro, la explotación y la precariedad crezca a nuestro alrededor.

    Este tema es peliagudo para debatir, porque de él se desprenden varios matices si lo piensas bien…¡Saludos!🙂

    • alfredoh Says:

      Claro que este tema puede tener varios aspectos Bego. Pero el artículo solo tiene la pretensión de dejar en claro que la política económica de un país tiene como objetivo traer cosas baratas y malas de otra parte del mundo (que se dedica a fabricarlas) para decir que no subió el costo de vida. Esto trae la ruina de la industria nacional que fabrica buenos productos y por lo tanto más caros. De esa manera se deja a miles y quizás millones de personas sin trabajo rompiendo totalmente el delicado equilibrio social. Condenando a muchas personas a la miseria.

  8. clark Says:

    la industria es buena. todos deberiamos tenerla. da trabajo.

  9. Rosana Says:

    Un problema internacional. Algunos países no protegen su industria. Creo que es contraproducente. Nuestro país apenas lo hace.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: