PROMETEDORES SERIALES

BLOGGG

 

Muchas personas que no conozco me han mandado comentarios a este blog.

Muchas que conozco, pero no personalmente, también lo han hecho.

Cientos de personas, que conozco personalmente y cada tanto veo, me han prometido hacerlo y nunca lo hicieron.

Cuando me veían por la calle se cruzaban y hasta se escondían porque les daba vergüenza.

Les daba vergüenza pero no hacían lo lógico y correcto: cumplir con su promesa.

Esta situación molesta seguía hasta que yo les decía que se olvidaran del asunto. A partir de ese momento volvíamos a hablar sin problemas.

No sé cómo será la idiosincrasia de la gente de otros países pero una característica del argentino medio es ser un prometedor serial. Alguien que promete, para quedar bien, algo que jamás piensa cumplir.

Prometedores seriales e incumplidores seriales.

No me atrevo a hablar de otras partes del mundo pero sospecho que pasa algo parecido aunque quizás no tan extendido, tan profundo.

La palabra “serial” se popularizó por los casos de asesinos seriales que dio a conocer el cine y las noticias periodísticas.

Por eso digo que somos “prometedores e incumplidores seriales”

Lo afirmo porque el prometer y no cumplir asesina las relaciones sociales. Hace que el tejido social más cercano se dañe, se vuelva inestable. Nos hace descreer de nosotros mismos y de los demás. Hace que el entorno se convierta en una especie de tembladeral donde nada es confiable.

Y así estamos.

Hace muchos años ya, el filósofo español Ortega y Gasset nos visitó y dijo “argentinos a las cosas”. Nos quiso dar a entender, entre otras interpretaciones posibles, que vale más realizar  que solo prometer.

No le hicimos caso evidentemente. Seguimos igual.

¿Haremos caso alguna vez de tan sabio consejo?

¿Nos convertiremos de una vez por todas en cumplidores seriales?

Solo el tiempo lo dirá.

El tiempo y la voluntad que pongamos en la empresa de revertir esta situación que, a todas luces, nos perjudica.

Etiquetas: , , , , ,

47 comentarios to “PROMETEDORES SERIALES”

  1. miguel Says:

    Es absolutamente cierto lo que decís, pero no es necesario ir hasta un Ortega y Gasset, quisiera que recuerdes un dicho de nuestro expresidente Menen “SI DECIA LO QUE PENSABA HACER NO ME BOTABA NADIE”.

    Creo que el prometer y no cumplir forma parte de la esencia humana y en la Argentina se potencia.
    Saludos
    Miguel

    • alfredoh Says:

      Creo como vos que si bien esta manera de ser forma parte de la esencia humana, en la Argentina se potencia y llega a ser angustiante.
      Lo mío apuntaba más bien a la persona común, al entorno de todos los días. Pero si hablamos de los políticos lo de prometer y no cumplir jamás, llega a límites intolerables.
      El ejemplo que diste quizás en otro país del mundo le hubiera valido la renuncia. En el nuestro se tomó como algo gracioso. Como un ejemplo más de viveza criolla.
      Gracias por tu comentario Miguel.

  2. Mónica González Conti Says:

    Alfredo… muy cierto lo que planteas aqui… los argentos nos definimos por ser prometedores y no cumplidores, por eso estamos como estamos…
    Deberíamos adoptar el lema: “Más que decir, hay que hacer…”, esto nos cabe en todos los aspectos de nuestras vidas.
    Respecto a tus excelentes notas, cuando pude y me intereso el tema, he hecho algún comentario porque respeto y valoro tu labor.
    Te dejo un fuerte abrazo… Y hasta la próxima!!!🙂

    • alfredoh Says:

      Vos sos un ejemplo Mónica. Ojalá todas las personas tuvieran un comportamiento como el tuyo. Desde que te dije que tenía un blog me prometiste que me ibas a mandar comentarios y nunca faltaste a tu palabra. En facebook contestás todos los mensajes sin dejar ninguno y con una gran calidez.
      Pero lamentablemente lo tuyo se destaca porque a nadie le gusta cumplir su palabra. Solo les gusta prometer y quedar bien en ese momento. A los diez minutos se olvidaron de todo.
      Besossss y Abrazossss Amiga!!!!!

  3. fer Says:

    Nota leida.Como todas las notas de tu blog.
    Me parece que el problema es mas profundo que lo que planteas aca.El Argentino necesita aprender mucho mas que solo del tema promesas.El problema para mi del Argentino es la recurrente ignorancia(La mia es mas leve), y la falta de etica(la pondria en primer puesto), entre los temas mas salientes.Mi humilde opinion.Saludos. pd:Vos tambien prometes cosas que no cumplis.Segun tu tesis de esa forma se participaria para dañar el entramado social.Y no pienso que pase eso.
    Molesta, pero no es tan grave.

    • alfredoh Says:

      Que yo prometo cosas que a veces no cumplo es verdad Fernando. Yo pertenezco a esta sociedad.
      Aunque estoy luchando para dejar de ser prometedor serial y creo que lo voy consiguiendo.

    • alfredoh Says:

      Aunque lo primordial de tu respuesta es que esto que planteo no es lo más importante de la sociedad a la que pertenecemos. Para vos lo más importante es la falta de Ética. Lo tratás como si fueran dos cosas distintas. Ahí disentimos. “El prometer cosas que sabe que jamás va a cumplir es la principal falta de Ética que puede cometer un ser humano”.

  4. Damas Art Says:

    ¡Jajaja, Alf!…tienes toda la razón, es algo muy habitual en la mayoría de las personas, y no sólo en Argentina…en España también.
    Pero como tú sabes que yo soy una cumplidora serial y siempre que me lo has pedido he comentado tus escritos..pues aquí estoy, puntual🙂.

    Otra cosa muy habitual es llegar tarde a las citas. Es cierto que se produce un daño en la estabilidad del tejido social, una falta de confianza en la persona que da su palabra y no la cumple o que llega tarde por costumbre.

    Abrazos y besos desde España.

    • alfredoh Says:

      Seguramente este artículo no es para ti Bego. Eres la persona más cumplidora que conozco. Me acuerdo que cuando nos comunicábamos ni una sola vez me fallaste. Cuando tenías que salir y te pasaban a buscar estabas lista por lo menos 30 minutos antes.Nunca les fallaste a tus amigos a pesar de las dificultades que tuviste. De cualquier manera has tenido que soportar incumplimientos y demoras. Por eso puedes reconocer el daño que se le hace a la confianza.
      Me encantó tu comentario y como siempre a tiempo. Graciasssss!!!!!!!!!

  5. Valeria Says:

    Querido Alfred:
    Es tan cierto y triste lo que comentas. Y como humana y Argentina, admito ser una prometedora serial. Cuantas veces te he prometido irte a visitar y una vez terminada la charla esa promesa se evaporo en tan solo un instante. No voy a echar culpas a mi mala memoria, seria tan cobarde e hipócrita como solo darte la razón y seguir haciéndote promesas falsas. Lo único que espero es terminar con esta serialidad (si es que existe la palabra) de promesas jamas resueltas.
    Can cariño
    Vale

  6. Rosita Says:

    El artículo me dejó un algo de tristeza debe ser porque soy tu hermana y no quiero que sufras.

    • alfredoh Says:

      En realidad el artículo nos deja cierta tristeza porque pone al descubierto algo que siempre tratamos de ocultar. Es algo feo de reconocer.
      Pero de no hacerlo, nunca podremos mejorar.

  7. Lorena Rakos Says:

    Un artículo con el que muchos nos sentimos parte de esto: de ser prometedores seriales. No cumplimos con lo que prometemos. Por ser argentinos, por falta de voluntad, por falta de tiempo, etc. Justificaciones o excusas para tratar de justificar lo injustificable. Deberíamos hacer las cosas, y no prometerlas y no hacerlas.
    Tu artículo nos deja una gran reflexión, como siempre.

    • alfredoh Says:

      Gracias Lorena. Veo que te gust{o el artículo y que tu reflexión es muy positiva. “Deberíamos hacer las cosas, y no prometerlas y no hacerlas”. Me encantó tu opinión aunque debo reconocer que nunca te escuché ninguna promesa que después no hayas hayas cumplido. Es justo reconocerlo.

  8. Carlos Codina Says:

    No es un problema argentino, chileno, español… es un problema humano,..Es una cuestión de VALOR, estamos viviendo un momento en el mundo, donde se da valor a cosas y actos que personalmente pienso que no tendríamos que valorar para nada. Y el valorar esto, que esta vacío, hueco por dentro,… no nos deja tiempo, energía para valorar lo que realmente vale,… las personas, los amigos, los otros seres que habitan este planeta, las relaciones, el amor, la amistad,…

    Nos metemos en la cama y si nos acordamos, decimos “Bueno Alfredo es buena gente, ya nos perdonará, un día de estos si tengo tiempo,.. pasa el tiempo y la promesa, se desvanece de la memoria, hasta que te vemos por la calle y nos acordamos de esa promesa que un día te hicimos. No lo hemos hecho con maldad,..hemos empleado nuestro tiempo en otras cosas ..)

    El día se hace corto para tantas “huevadas”(perdón por la palabrota) y no nos queda tiempo para la esencia de esta vida que es el AMOR (amistad, ayuda, colaboración…) Los tiempos cambiaran y la gente tendrá que volver a valorar la palabra dada, volver al AMOR, amistad,…

    Nunca habíamos vivido en un mundo tan mecanizado y con menos trabajo físico y a la vez nunca habíamos estado tan ocupados como ahora. Siempre vamos con la lengua fuera,…

    Otro problema muy común es que hablamos, nos comprometemos, prometemos esto y aquello,.. pero no somos capaces de ponernos en el lugar de la persona que tenemos enfrente(no meditamos, decimos una palabra y saltamos inmediatamente a un nuevo pensamiento), así no nos podemos imaginar el valor que tiene para esa persona nuestra promesa…Muy seguro que para ella es mucho más valioso que para el que ha dado la palabra.
    Que tengas un buen día!!! He opinado🙂

    • alfredoh Says:

      Yo suponía que no era un problema exclusivamente argentino Carlos. Pero en Argentina está exageradamente difundido. Creo que más que en otros países. También puede ser que no esté hecho con maldad pero de alguna manera nos daña.

      • alfredoh Says:

        Retomando algo de tu comentario creo que esto tiene que ver con el Amor que mencionas. No poder confiar en alguien daña la amistad (una de las formas del Amor) y hace que desconfiemos de esa persona. No poder confiar en nadie, debido a las múltiples desilusiones, impide que se sienta cariño, comprensión o esperanzas en un mundo mejor. No sé que opinarás pero es lo que yo siento al respecto. Creo que también muchos lo sienten.

  9. Daniel Says:

    Alfredo, muy interesante la nota, nos estamos viendo

  10. Gonzalo Says:

    La verdad mu interesante y es la posta mucho lo hicimos lo hacemos y lo vamos a seguir haciendo es algo q por ahí el ser humano está acostumbrado pero ay q tratar de olvidar pero eso consiste de uno mismo no del otro

    • alfredoh Says:

      Genial que te parezca interesante Gonzalo. Estoy de acuerdo con vos en que todos lo hicimos. Lo que quiere dejar en claro el artículo es que es una manera de ser que de alguna manera daña el tejido social y hace que descreamos de todas las afirmaciones. Nos hacemos incrédulos, nos desalentamos.Gracias por escribir y espero más comentarios. Saludos!!!

  11. mariano moral Says:

    Nada que agregar a lo leído. Es tan evidente que no se puede negar. También es cierto que daña el tejido social, asesina las relaciones humanas. Quizás a alguien no le parezca muy importante porque se acostumbró a vivir en este sistema.

  12. mariano moral Says:

    También debí agregar que a mí me parece francamente denigrante. Aunque sea común es intolerable.

  13. Daniel Says:

    Alfredo, le mando por segunda vez un comentario a su blog y coincido con muchos comentarios anteriores que “muchos prometen y no cumplen”, yo los catalogaría como pseudo prometedores seriales a mi criterio, no se si usted si concuerda como yo, pero es la visión que yo deduje, desde ya lo saludo atentamente y nos mantenemos en contacto.

  14. Daniel Says:

    Alfredo, entro por otra vez a su blog y quiero formar parte de la lista de la gente que le envía comentarios a este espacio. Es probable como leí más arriba que esto puede dañar o asesinar las relaciones humanas´, a mi criterio como ponen otros. Desde ya suerte con sus cosas y a posteriori recibirás más comentarios míos, saludos

    • alfredoh Says:

      Gracias por tu comentario Daniel. Me gustaría tenerte entre la gente que me envía comentarios. La intención del blog es la de mejorar el entramado sociaal y a la vez mejorarnos. Espero tus noticias. Un abrazo.

  15. Liliana Crizza Says:

    Tenés razón Alfredo, somos incumplidores seriales, me incluyo, en mi caso no es por no darle importancia, sino por el quehacer de cada día, en la parte de él me encuentro sola con todo y más ahora con las situaciones que vos ya conoces. El afecto sigue intacto, pero la vorágine indudablemente nos vuelve incumplidores seriales. Mis disculpas a un gran amigo.

    • alfredoh Says:

      Hay que tener cierta valentía para reconocer que formamos parte de este sistema de cosas y que nosotros, por lo tanto, también lo practicamos.
      De cualquier manera te puedo decir que vos sos una persona cumplidora y solo una situación particular puede hacer que faltes a tu palabra. Por ejemplo una enfermedad tuya o de tus seres queridos.

  16. Liliana Crizza Says:

    Hoy pensando nuevamente en “incumplidores seriales”, llegué a la triste conclusión que no solo lo somos entre amigos; este tema se ha instalado de tal manera en la sociedad, que cada día nos cuesta más creer en promesas o palabras que se dicen acentuando su cumplimiento. Indudablemente todo se ha trastocado y eso es lo que nos somete a un estado de duda permanente y desconfianza.

    • alfredoh Says:

      Este tema se ha instalado en la sociedad desde hace mucho tiempo Liliana. Es verdad.
      Esto hace que no le creamos nada a nadie. En algunos casos pagan justos por pecadores como dice el viejo dicho.
      Sin ninguna duda el tejido social está dañado. Eso es lo lamentable.

  17. fer Says:

  18. luciano Says:

    promesas incumplidas equivale lazoz rotos muchas veces segun la persona si es de soga corta o larga el hombre siempre busca lo mas dificil

  19. clark Says:

    nadie cumple creo que esverdad. Y da bronca la verdad sea dicha. ni los plomeros, los del correo los barrenderos y otros.

  20. adolfo Says:

    Una mala costumbre consentida. Horriblemente molesta.Por supuesto no debería existir.

  21. raulizaguirre78 Says:

    Tal cual como vos decis Alfredo.
    A veces tengo que sincerarme, a veces prometo y no cumplo. Pero en general trato de cumplir las cosas.
    Lo que pasa es que noto que la gente esta mas distraida, mas “colgada”. Yo me incluyo.
    No creo que incumplan por ser malos, y hacerte ilusiones. Creo que vivimos en un estado de sociedad que te hace olvidar de las cosas mas importantes, surgen otras ansiedades, otros temas: “Uy olvide que tengo que estudiar”, “Uy olvide que tengo que hacer este tramite”,” Olvide que tenia una juntada con amigos”, “Olvide que tenia una cita”, olvide etc….
    Estamos muy olvidadizos. Estamos muy “tontos”. Tenemos muchas cosas, aparatos, anotadores, celulares para anotar cosas que no debemos olvidar pero las seguimos olvidando. Mas que tontos, estamos “saturados”.
    Peor son los funcionarios de gobierno, y gente de poder. Esos errores, dependiendo de su cargo, son inadmisibles.En campañas prometen y no cumplen….
    Gracias Alfre!!

  22. PABLO Says:

    Todos prometen, pocos cumplen. Increible lo que pasa pero todos lo hacemos. Un sistema malo pero instalado.

  23. BALANCE 2015 | El Blog de ALFREDO Says:

    […] El artículo más comentado del 2015 fue PROMETEDORES SERIALES […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: