DESPUÉS COMO SINÓNIMO DE NUNCA

Después es una palabra que básicamente no tiene connotaciones negativas.

Si dijéramos “después del martes viene el miércoles” sería correcto.

Si dijéramos “entre los números enteros positivos después del cuatro viene el cinco” estaríamos en lo cierto.

También hay otra manera de emplear esta palabra que no es totalmente aceptable.

Es cuando decimos de algo: “lo haremos después”.

Este “después” que no tiene un límite puede extenderse a través del tiempo y llegar a ser “nunca”

¿Cuántas veces hemos dicho después para algo que nunca hicimos?

Por ejemplo si tenemos que arreglar algunas tejas del techo porque entra agua y si llueve  puede inundarse la casa. Esa simple acción dejada para después puede tener trágicas consecuencias cuando aparece una fuerte lluvia. Ropa, libros y muebles arruinados porque la palabra después se convirtió en nunca.

La ciencia ha reparado en esa gente que deja las cosas para nunca y le ha puesto un nombre: PROCRASTINACIÓN.

La procrastinación es esa capacidad para posponer siempre lo que debemos hacer sin ningún motivo verdadero.

Esta costumbre de dejar todo para después parece no tener demasiada importancia pero puede traer trastornos de todo tipo.

Si pudiera anotar los proyectos que nunca concreté creo que haría una pila que fuera de aquí a la Luna.

Usted: ¿Cuántas cuantas veces dejó para después cosas que nunca realizó? ¿Puede reconocerlo y prometerse que nunca más lo hará?

¿Dejaría sus buenas intenciones desordenadas para concretar al menos una?

Espero sus respuestas.

Etiquetas: , , , , ,

21 respuestas to “DESPUÉS COMO SINÓNIMO DE NUNCA”

  1. Rosana Says:

    A todos nos ha pasado. Dejar para después y no hacerlo nunca. Es una especie de excusa ese después. Si no tiene un límite es un final abierto.

  2. Alfredo Says:

    Yo creo que todos alguna vez y de alguna manera, con razones fundadas o no, hemos incurrido en la procrastinación. Si ello no nos provoca un perjuicio material significativo o un daño emocional, sea a nosotros personalmente o a quienes nos rodean –especialmente nuestros familiares-, el caso vaya y pase; y que no se repita más. Pero si alguien tiene por costumbre posponer permanentemente la ejecución de los planes que él mismo los crea o los abandona a medias para embarcarse en otro plan para nunca iniciarlo o también para abandonarlo, entonces estamos frente a un caso psicopatológico. Los psicólogos seguramente podrían explicar mejor eso que para mí es una incurable enfermedad del alma.
    Hace años leí un conmovedor cuento en “Intervalo”, esa linda revista argentina ya desaparecida igual que otras del mismo género. Eran dos hermanos. El mayor, un chico adolescente, ilusionó a su hermano menor -un chiquillo que lo idolatraba-, con la idea de hacer juntos una casita de madera para jugar en el patio de su casa. Pasaron los días, tal vez semanas y meses, y la casita prometida no pasaba de la simple idea. Con la ansiedad propia de los niños, cada día el pequeño le pedía a su hermano ponerse manos a la obra, pero éste invariablemente le respondía: “lo haremos mañana”. Pero ese “mañana” nunca llegó. Un aciago día el chiquillo murió arrollado por un automóvil.
    Esa parte del cuento era una mirada retrospectiva a la vida del hermano mayor para explicar que su comportamiento nada había cambiado con los años. Hacía sufrir a su novia con la promesa de formalizar su relación pero siempre, con diversos pretextos, andaba posponiendo la fecha del matrimonio.
    La procrastinación (en el sentido de lanzar una idea pero nunca realizarla) es un trastorno de la personalidad que causa desilusión, decepción y desmoralización; en suma, ocasiona sufrimiento a los seres queridos de quien padece ese mal. Es una enfermedad del alma, por ello mismo es inherente al ser. Y no tiene cura pues cada quien nace con defectos y virtudes, y muere con ellos.

    • alfredoh Says:

      «La procrastinación (en el sentido de lanzar una idea pero nunca realizarla) es un trastorno de la personalidad que causa desilusión, decepción y desmoralización; en suma, ocasiona sufrimiento a los seres queridos de quien padece ese mal». Si bien el tuyo es un gran comentario Algonz, este párrafo es el que más me interesa. El del del daño que nos hacemos a nosotros mismos y a los demás al dejar todo para después o para nunca. Muy bueno tu relato de la siempre recordada «Intervalo». En lo único en que disiento es en que no puede curarse. Es difícil pero hay que intentarlo. Un abrazo.

      • Alfico Says:

        Sobre la procrastinación. «Nunca dejes para mañana lo que puedes hacerlo pasado mañana». Es una broma, claro.

      • alfredoh Says:

        Creo que este comentario está repetido. Pero igual te lo voy contestar nuevamente. Para vos puede ser una broma pero no haacer las cosas en su momento puede traer problemas más adelante.

  3. Carlos Codina Says:

    Desconocía este término «procastinación» no se que decir, vivimos pendientes del tiempo, vivimos estresados, se nos exige una perfección en nuestros actos, cumplir la palabra, …y nos olvidamos de vivir, nos olvidamos de vivir el presente, pendientes de lo que hicimos en el pasado, pendientes de lo que haremos después. ..Tenemos que cambiar, cada uno de nosotros nuestra forma de vivir, viviendo con nuestras imperfecciones, que no son tal, y viviendo el presente, ¿A saber quién aún estará vivo en el después? La vida es el ahora.

    • alfredoh Says:

      Si te entiendo bien Carlos, tu opinión es que si tenemos un defecto debemos vivir con él y no tratar de contrariarlo constantemente porque eso nos sobrecarga o nos estresa. Una posición absolutamente válida la tuya. Totalmente de acuerdo en que la vida se desarrolla en el presente y nadie puede vivir en el pasado ni en el futuro.

  4. Rosana Says:

    Debo aclarar que es bueno tratar de cambiar y no dejar todo para mañana como sistema. Pero no debemos vivirlo con angustia porque eso nos haría vivir mal. Creo que el comentario de Carlos Codina habla algo con respecto a esto y estoy de acuerdo.

  5. Carlos Codina Says:

    Entiendo que ese saco, capazo, …del después, del mañana .. echamos todo lo que no dominamos, todo lo que nos sentimos inseguros,..
    En cierta manera, la persona que más pospone sus actos, sus palabras es un ser lleno de inseguridades, lleno de miedos a explorar algo nuevo en su vida… (Voy ha hablar con … después, voy ha hacer los deberes después, voy a reparar el .. después, voy a estudiar idiomas después,.., voy a aprender a bailar,.. voy a dejar de fumar … .. independientemente de esas situaciones en que no hay tiempo material de realizar algo,.. y nos vemos obligados a dar un «después» como respuesta.
    La persona no se siente segura para exploRar algo que no conoce muy bien y decide seguir exploTando lo que hace sin pensar, con los ojos cerrados,..
    En el exploRar hay el cambiar del que habla Rosana Says
    Tenemos que perder el miedo a cambiar, el miedo ha hacer algo que no hemos hecho nunca, miedo a conocer otras maneras de pensar,..

    • alfredoh Says:

      No puedo comprender esa expresión «ese saco, capazo» Carlos. En la Argentina no se usa. He podido averiguar que un capazo es un abrigo para bebés. Lo que si he podido entender y compartir, es que el miedo puede ser un elemento clave para comprender a la persona que deja todo para después. Prometer es fácil cumplir conlleva una serie de acciones que no todos están capacitados para llevar a cabo.

  6. Carlos Codina Says:

    Enamorarnos de alguien, iniciar un proyecto, es sencillo, en esta fase se nos permite un cierto margen de error, de tontería, de euforia etílica, … lo difícil es concluir el proyecto, mantener en vida el proyecto, el amor,… en esta fase mostramos nuestros puntos débiles, nuestras carencias,.. Por eso hay gente que solo se mueve de inicio a inicio,.. de enamoramiento a enamoramiento,… así enmascara ante los demás su inestable inseguridad y perpetua en él esa inseguridad que lo define.

    • alfredoh Says:

      El dejar todo para después tiene un costado débil cuando alguien se enamora o cuando dos personas se enamoran. Cuando la persona que deja todo para después se pone en evidencia – al no cumplir nada de lo que promete – el enamoramiente se rompe y el que queda en evidencia no se corrige. Lo que casi siempre hace es huir para no reconocer su defecto. Por eso corre a «enamorarse» hasta volver a ponerse en descubierto nuevamente. Muy pocos se corrigen aunque algunos lo logran lo que he podido vivir personalmente.

  7. fer Says:

    Siempre pensando que sos el dueño de la verdad….

  8. Alfico Says:

    ¿No sería mejor comportarnos según este burlesco dicho popular?: «Nunca dejes para mañana lo que puedes hacerlo pasado mañana».

    • alfredoh Says:

      Si lo hacés mañana o pasado mañana no hay ningún problema Alfico. La cuestión es hacerlo. Pero si todo los día decís lo voy a hacer mañana es como si dijeras «no lo voy a hacer nunca». Si lo que dejás para nunca es algo necesario en algún momento lo vas a lamentar.

  9. Carlos Codina Says:

    «Un saco un capazo», puede ser un cajón, un armario, una habitación, un lugar,… un compartimiento de nuestra cabeza donde vamos echando todas las cosas que nos dan pereza de realizar, todas las cosas que decimos que vamos a dejar para un «después» que puede llegar o puede que nunca llegue porqué nunca vamos a encontrar ese momento en que encontremos las fuerzas de nuestro interior para realizar aquello que nos representa una dificultad, que nos da pereza. https://goo.gl/PhyRbg https://goo.gl/9CBCML

    Una buena parte de parejas solo viven la fase de enamoramiento, no llegan al «después» que es el AMAR, alargan el enamoramiento como si amaran, pero no alcanzan nunca la fase del amar, se mueven en la fase de enamorado, hasta que la pareja se rompe y siguen el camino solos o entran en otro «enamoramiento»,..Me enamoré de ti y «después » te voy a amar.

    Hay parejas en la que uno ha llegado al después, AMA al otro a pesar de ser «un ser imperfecto», el otro sigue enamorado mientras dura o mientras no sale otro objeto de enamoramiento mejor,. o hasta que la parte que AMA se cansa de los después del otro.
    Ahí, cuando hay la ruptura de la pareja, el ser que AMA sufre, el tro estaba jugando buscará otro juguete.
    El hombre es más propenso que la mujer a enamorarse y el dejar para un «después» un AMAR que nunca llega, es un ser más inseguro frente al otro
    Enamorarse es lindo, hay pocos deberes, es un juego,…, AMAR también también es lindo, pero comporta unos deberes, Unos deberes como en la escuela, esos deberes que vamos dejando para más tarde «después» ,

    • alfredoh Says:

      Enamorarse es lindo. Amar trae aparejado ciertos deberes. Ese es el momento donde muchos hombres fracasan. Sobre todo los que dejan todo para después. Una gran verdad Carlos. Buena la aclaración de la expresión que yo no conocía. Un gran copmentario el tuyo.

  10. Damas Art Says:

    «No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy» 🙂
    ¡Besos!

    • alfredoh Says:

      Resumidamente es eso Damas Art. Lo que dice el refrán. Algo muy sencillo que no cuesta tanto cumplir. Para algunos una verdadera tragedia. Me incluyo en este grupo, lamentablemente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: