BIELORRUSIA, UNA DICTADURA AL DESCUBIERTO

Bielorrusia o Belarús, es un país europeo localizado entre Polonia, Lituania, Ucrania, Rusia y Letonia, que nos es un tanto desconocido. El país, cuya capital es Minsk, tiene alrededor de 9,5 millones de habitantes, los cuales hablan en su mayoría Bielorruso (parecido al polaco).

Antiguamente llamada Rusia blanca, los bielorrusos carecieron de la oportunidad de crear una identidad nacional distintiva hasta el siglo XX, porque durante siglos las tierras de la actual Bielorrusia pertenecieron a varios países étnicamente diferentes, como el Principado de Pólatsk, el Gran Ducado de Lituania y la Mancomunidad de Polonia-Lituania. Después de la breve existencia de la República Nacional Bielorrusa (1918-1919), Bielorrusia se convirtió en una república constituyente de la URSS, la República Socialista Soviética de Bielorrusia.

La unificación definitiva de Bielorrusia, dentro de sus fronteras modernas, tuvo lugar en 1939, cuando las tierras ruso-bielorrusas en poder de la Segunda República Polaca (1918-1939) se anexaron a la Unión Soviética en virtud de los términos del Pacto Ribbentrop-Mólotov9​ tras la invasión soviética de Polonia. El territorio de este país fue devastado en la Segunda Guerra Mundial, durante la cual Bielorrusia perdió alrededor de un tercio de su población y más de la mitad de sus recursos económicos. ​La República fue rehabilitada en los años posteriores a la guerra.

El Sóviet Supremo (parlamento) de la RSS de Bielorrusia declaró la soberanía de Bielorrusia el 27 de julio de 1990 (véase desfile de Soberanías) y, el 25 de agosto de 1991, Bielorrusia se declaró independiente. Tras la firma del Tratado de Belavezha el 8 de diciembre de 1991 y la posterior disolución de la URSS, Bielorrusia obtuvo la independencia. Aleksandr Lukashenko ha sido presidente del país desde 1994.​ Durante su presidencia, Lukashenko ha implementado políticas similares a las de la era soviética, como la propiedad estatal de la economía, a pesar de las objeciones de los gobiernos occidentales. Desde 2000, Bielorrusia y Rusia firmaron un tratado para una mayor cooperación con algunos toques de la formación de un Estado de la Unión.

Como podemos observar si bien este país es una República  el estar desde su creación, hace unos 26 años gobernada por una sola persona,  la convierte en una dictadura.

Esta persona llama a elecciones cada tanto para mantener  cierto viso de legalidad pero el anuncio de un nuevo triunfo hizo ya caer la máscara al régimen. Los sufridos bielorrusos no pudieron aguantar más y salieron a las calles a protestar. La burla era muy evidente.

Infobae lo informa de esta manera:

Decenas de miles de manifestantes salieron este domingo a las calles de Minsk, la capital de Bielorrusia, para protestar por tercer fin de semana consecutivo, contra la reelección del presidente Alexander Lukashensko pese al imponente despliegue de fuerzas del orden, que realizaron decenas de detenciones.

El presidente, de 66 años, de los que ha pasado 26 en el poder, ha enfrentado protestas cotidianas desde las controvertidas presidenciales del 9 de agosto, que asegura haber ganado con el 80% de votos, mientras sus detractores denuncian fraude.

El 16 y 23 de agosto, la oposición logró concentrar casi 100.000 personas en las calles de Minsk a pesar de las presiones y amenazas de las autoridades. Han sido las dos mayores manifestaciones de la historia del país.

Este domingo pese al gran despliegue de las fuerzas de seguridad, que impidieron a varios cortejos de opositores llegar al corazón de la manifestación, el centro de la capital bielorrusa estaba repleto de gente, en particular desde la plaza de Octubre a la de la Independencia.

Los manifestantes llevaban banderas rojas y blancas de la oposición y coreaban eslóganes como “Lukashenko en furgón celular” o “Vete”.

Decenas de manifestantes fueron detenidos el domingo por la policía que estaba respaldada por militares encapuchados y armados.

“Para las 16.00 (15.00 en España) en Minsk fueron detenidos 125 ciudadanos, en torno a los cuales se inició un proceso administrativo por la participación en eventos masivos no autorizados”, ha declarado la portavoz de Interior, Olga Chemodanova, en rueda de prensa recogida por la agencia oficial de noticias rusa Sputnik.

Este domingo se ha informado además de problemas en el servicio de datos a través de telefonía a partir de las 14.30 horas en los tres operadores que funcionan en el país: A1, MTS y life. Los sitios web tardaban en cargar hasta varios minutos o directamente no se podían abrir.

También aplicaciones de mensajería como Telegram funcionan de manera intermitente. El pasado domingo, fecha de las protestas semanales de la oposición, también hubo problemas de conexión en Minsk.

El sábado, las autoridades bielorrusas, sin dar explicaciones, retiraron sus acreditaciones a varios periodistas que trabajan para medios extranjeros, incluidos la AFP, AP, BBC y Radio Liberty. Esta decisión fue denunciada por las redacciones de estos medios, Alemania, Francia y Estados Unidos.

Para la principal figura opositora, Svetlana Tijanovskaia, exiliada en Lituania, se trata de “una nueva señal de que el régimen está en la ruina moral e intenta aferrarse al poder solamente a través de imponer el miedo y la intimidación”.

Desde el comienzo del movimiento de protesta, los periodistas bielorrusos y extranjeros han sido blanco de presiones y breves detenciones, y las autoridades han bloqueado el acceso a medios independientes y de oposición y la red de Internet ha sufrido cortes intermitentes.

Los resultados de las elecciones fueron rechazados por la UE, que está preparando un paquete de sanciones contra altos funcionarios del gobierno bielorruso e instó a Lukashenko a dialogar con la oposición.

Éste, por su parte, se niega a hacer la más mínima concesión y denuncia un complot occidental para derrocarlo. El viernes, volvió a acusar a los occidentales de intentar derribarlo para debilitar a Rusia.

Hasta ahora ha contado con un prudente apoyo de su aliado más cercano, el presidente ruso Vladimir Putin, quien dijo estar dispuesto a intervenir en territorio de su vecino si las protestas degeneran, aunque también insta a las autoridades y a la oposición a dialogar.

Ambos hablaron este domingo por teléfono. Putin felicitó a Lukashenko por su 66 cumpleaños, prometiendo “el refuerzo de la alianza ruso-bielorrusa y el desarrollo de la cooperación en todos los ámbitos”, de acuerdo a un comunicado del Kremlin.

Los europeos habían exhortado a Putin a presionar a su homólogo bielorruso para que comience un diálogo con el “Consejo de coordinación” creado por la oposición para impulsar una transición pacífica del poder en el país.

Lukashenko se negó, denunciando un intento de “tomar el poder”. El “consejo” de la oposición enfrenta un juicio por “atentado a la seguridad nacional” y dos de sus miembros han recibido breves penas de prisión.

Varios miembros fueron convocados por los investigadores, incluida la premio Nobel de Literatura Svetlana Alexievich.

En Minsk y otras ciudades se han realizado mítines diarios desde el 9 de agosto pese a las declaraciones marciales de Lukashenko y la represión.

El sábado, otra vez mil mujeres marcharon en la capital exigiendo nuevas elecciones y enjuiciar a funcionarios acusados de violencia y torturas.

“Tengo miedo, pero igual vine, por la libertad y el Estado de derecho”, indicó a la AFP una manifestante, Elena, de 32 años.

Más de 300 deportistas bielorrusos pidieron este domingo públicamente la organización de nuevas elecciones.

Las primeras manifestaciones en Bielorrusia tras las elecciones del 9 de agosto fueron reprimidas duramente, provocando tres muertos y decenas de heridos y más de 7.000 personas detenidas, en su mayoría liberadas.

Cuando cayó el comunismo a fines del siglo XX todos pensamos que comenzaba una nueva etapa en Europa del Este con plena democracia y el fin de ese régimen oprobioso que había ensangrentado al mundo y había llevado a muchos opositores a los gulags siberianos.

El accionar de Lukashenko nos hace ver que no es así. Con otros nombres continúa el mismo régimen despótico.

Vemos que en casi todas partes del mundo gobernantes que llegan democráticamente al poder, luego tratan de perpetuarse.

¿Será un sistema que se extenderá a todas partes del mundo?

¿Ustedes que piensan?

Me gustaría que me enviaran sus opiniones.

Gracias.

8 respuestas to “BIELORRUSIA, UNA DICTADURA AL DESCUBIERTO”

  1. Daniel Bufi Says:

    Hola Alfredo, muy interesante este artículo acerca de Bielorrusia, aunque mucho no conozco la historia de ese país europea también conocido como Rusia Blanca, lo que siempre supe que la capital se llama Minsk, lo que recién me entero es que ya se habla tambíen el idioma polaco.
    Como le puse al principio, que recién me enteré de eso es que esté gobernado de forma dictatorial o totalitaria, usted me entiende lo que quiero decirle.
    Aunque hay gente que dice que Bielorrusia está gobernada con un régimen democrático lo mismo Alemania que está gobernada hace más de 10 años por Merkel, por ponerle un ejemplo.
    Como le digo siempre, sus artículos de su blog, son muy interesantes, hasta cualquier momento y nos hablamos.

    • alfredoh Says:

      Veo que estás de acuerdo en que es inadmisible que un gobernante sea elegido democráticamente y que luego no quiera dejar el poder. Por ejemplo Ortega en Nicaragua que encarcela opositores y periodistas y masacra multitudes cuando salen a protestar por ese estado de cosas. Maduro en Venezuela también es un ejemplo. Junto con Chaves son más de veinte años que están en el poder. Pero Angela Merkel no está en esta categoría. Nunca quiso quedarse más de lo que correspondía y nunca tuvo rebeliones por pasar por alto las leyes.

    • alfredoh Says:

      Me gustaría saber tu opinión sobre la respuesta a tu comentario. Sería muy interesante sobre todo para redondear el tema.

  2. Daniel Bufi Says:

    Sí, Alfredo, es verdad lo que usted me pone sobre Merkel, allá en Alemania, yo le dije y se lo repito que siempre estuve a favor de la democracia en un país y que dicho gobernante sea elegido de manera democrática y no a través de autoritarismos o totalitarismos por ponerle un sinónimo al régimen dictatorial.
    Es posible como usted marca que lo que hace Ortega cuando lo menciona allá en Nicaragua, yo agregaría también como ejemplo los Estados Unidos de América que muchas veces fueron gobernados por gente psicópata y también revirados. Espero con esto poder redondear el tema y como le digo siempre le deseo lo mejor y nos comunicamos a la brevedad, hasta pronto.

  3. Mariano Moral Says:

    Tremenda esta dictadura. Creo que los medios la ignoran. La caída del comunismo no sirvió de mucho en ciertas regiones.

    • alfredoh Says:

      Como podemos observar parece que no sirvió para mucho Mariano. Las mismas prácticas pero ahora se llaman demócratas. Dictadores democráticos. Da ganas de reirse sino fuera por que hay taanta gente sufriendo un gobierno autoritario y violento.

  4. Mariano Moral Says:

    Acabo de leer que Putin apoya al gobierno de Bielorrusia. Increíble este Putin. Solo apoya dictadores. Maduro, Ortega, Arabia Saudita, Corea del Norte, Bielorusia y otros parecidos.

    • alfredoh Says:

      Verdad Mariano. Putin no tiene problemas para buscar aliados. Cuando hay un gobernante corrupto, asesino de su pueblo, y profundamente antidemocrático ya sabe que es su amigo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: