LENGUAJE Y COEFICIENTE MENTAL

Casi desde los comienzos de este blog he publicado artículos en los cuales hacía un llamado de atención sobre la enseñanza. Primero comencé con la enseñanza en la Argentina pero después me di cuenta que el fenómeno era mundial. Ya en los dibujos de los Simpson el autor dejaba muy mal parada a la escuela donde concurría Bart.

También publiqué artículos donde hablaba del deterioro mental humano en todas las edades favorecido por los celulares.

El autor de Los caminos de la estrategia (Les voies de la strategie), Christophe Clavé, residente en Lausana, Suiza, escribió tiempo atrás un artículo que tituló El déficit del coeficiente intelectual de la población.

Vale la pena compartirlo porque habla de la decadencia que se advierte en la población mundial.

Además tiene la fuerza de un experto en la materia que estudió el problema.

He aquí sus palabras:

«El coeficiente intelectual medio de la población mundial, que desde la posguerra hasta finales de los años 90 siempre había aumentado, en los últimos veinte años está disminuyendo…

Es la vuelta del efecto Flynn. Parece que el nivel de inteligencia medida por las pruebas disminuye en los países más desarrollados.

Muchas pueden ser las causas de este fenómeno. Una de ellas podría ser el empobrecimiento del lenguaje. En efecto, varios estudios demuestran la disminución del conocimiento léxico y el empobrecimiento de la lengua: no solo se trata de la reducción del vocabulario utilizado, sino también de las sutilezas lingüísticas que permiten elaborar y formular un pensamiento complejo.

La desaparición gradual de los tiempos (subjuntivo, imperfecto, formas compuestas del futuro, participio pasado) da lugar a un pensamiento casi siempre al presente, limitado en el momento: incapaz de proyecciones en el tiempo.

La simplificación de los tutoriales, la desaparición de mayúsculas y la puntuación son ejemplos de «golpes mortales» a la precisión y variedad de la expresión. Solo un ejemplo: eliminar la palabra «señorita» (ahora obsoleta) no solo significa renunciar a la estética de una palabra sino también fomentar involuntariamente la idea de que entre una niña y una mujer no hay fases intermedias.

Menos palabras y menos verbos conjugados implican menos capacidad para expresar las emociones y menos posibilidades de elaborar un pensamiento.

Los estudios han demostrado que parte de la violencia en la esfera pública y privada proviene directamente de la incapacidad de describir sus emociones a través de las palabras. Sin palabras para construir un razonamiento, el pensamiento complejo se hace imposible. Cuanto más pobre es el lenguaje, más desaparece el pensamiento.

La historia es rica en ejemplos y muchos libros (Georges Orwell-1984; Ray Bradbury-Fahrenheit 451) han contado cómo todos los regímenes totalitarios han obstaculizado siempre el pensamiento, mediante una reducción del número y el sentido de las palabras.

Si no existen pensamientos, no existen pensamientos críticos. Y no hay pensamiento sin palabras. ¿Cómo se puede construir un pensamiento hipotético-deductivo sin condicional?¿Cómo se puede considerar el futuro sin una conjugación en el futuro. ¿Cómo es posible capturar una tormenta, una sucesión de elementos en el tiempo, ya sean pasados o futuros, y su duración relativa, sin una lengua que distingue entre lo que podría haber sido, lo que fue, lo que es, lo que podría Ser, y lo que será después de lo que podría haber sucedido, realmente sucedió?

Queridos padres y maestros: demos a hablar, leer y escribir a nuestros hijos, a nuestros estudiantes. Enseñar y practicar el idioma en sus formas más diferentes.

Especialmente si es complicado. Porque en ese esfuerzo está la libertad. Quienes afirman la necesidad de simplificar la ortografía, descontar el idioma de sus «fallas», abolir los géneros, los tiempos, los matices, todo lo que crea complejidad, son los verdaderos artífices del empobrecimiento de la mente humana.

No hay libertad sin  necesidad. No hay belleza sin el pensamiento de la belleza».

De esta manera Christophe Clavé deja al descubierto el problema. El empobrecimiento del lenguaje empobrece al cerebro.

Me imagino que todos habrán notado este hecho desde que en los mensajes en el celular, Facebook, WhatsApp, Twiter, Instagram y otros lugares los errores de ortografía y las malas construcciones gramaticales son comunes todos los días. A veces puede parecer gracioso pero ya se conviertes en epidemia. Las mismas personas que dicen que si quieren pueden escribir bien y que lo hacen para ser más rápidos no pueden emitir una oración o un pensamiento correctos cuando utilizan una lapicera y un papel.

¿A ustedes les pasa esto? ¿Se olvidaron como construir una frase correcta? ¿Les cuesta entender lo que leen? ¿Escribir sin errores ortográficos les parece imposible?

¿Qué opinan sobre el deterioro de la actividad cerebral no producido por enfermedades sino en el ejercicio de sus comunes actividades sociales?

Bueno, espero que me manden sus opiniones y traten de contestar la mayoría de las preguntas para llegar a una buena conclusión.

Gracias.

Etiquetas: , ,

11 respuestas to “LENGUAJE Y COEFICIENTE MENTAL”

  1. Daniel Bufi Says:

    Hola Alfredo, recién me encontré con esta nota que usted publicó y por lo que leí y deduje, es muy posible, a mi criterio que el empobrecimiento del lenguaje pueda afectar al cerebro de las personas como lo cita Christophe Clave y cuando habla de la decadencia que se genera en la población del mundo.
    Yo llegué a la conclusión, hace mucho tiempo desde que alguien que tiene uso de razón y seguramente usted tambien, que hay personas que no saben utilizar bien el lenguaje o el léxico cuando hablan o se expresan. Es verdad que sin palabras, para producir un razonamiento, el pensamiento complejo no es posible y hay una carencia de pensamientos críticos y por supuesto no hay pensamiento cuando se carece de palabras.

    • alfredoh Says:

      Veo que leíste bien el artículo Daniel.
      No sé si quedó claro que si bien yo tenía varias ideas acerca del lenguaje y el desarrollo cerebral, lo que me decidió a publicarlo es cuando encontré un artículo de este filósofo y educador.
      Sobre esa base construí el artículo.

    • alfredoh Says:

      Cada vez somos más los que llegamos a la conclusión de que el empobrecimiento del idioma trae aparejado un empobrecimiento mental.
      Cada vez a más gente se le hace difícil expresarse correctamente.
      El pensamiento crítico se hace casi imposible.

  2. Daniel Bufi Says:

    En los próximos comentarios quiero resaltar lo que destaca Christophe Clave cuando él destaca el que el empobrecimiento del lenguaje es perjudicial para el cerebro y los claros ejemplos, como se dice en el artículo los podemos detectar en el Facebook, en los mensajes por el télefono celular y el Whatsapp, donde son muy comunes y frecuentes los errores de la ortografía, esto puede ser de forma ambivalente, por un lado gracioso y por el otro preocupante para las personas, me gusta también cuando nombra a autores como por ejemplo George Orwell o Ray Bradbury Fahrenheit cuando marca que los regímenes autoritarios siempre han alterado el pensamiento.

    • alfredoh Says:

      Es verdad que este pensador casi es un desconocido en Argentina Daniel.
      Si buscás en Internet vas a ver que en Europa y en EE. UU. es muy conocido. Sus teorías son muy apreciadas.
      Lo empiezan a estudiar en los ambientes escolares.
      Fijate que yo lo advertí en un episodio de los Simpsons que me resultó una novedad.

    • alfredoh Says:

      Internet y todas sus redes sociales intensificaron el problema pero Orwell ya en su no vela «1984» lo menciona.
      Es el caso de un gobierno dictatorial que pervierte el lenguaje y obliga a los habitantes de una inmensa Nación a utilizarlo. Al destruir el idioma el dictador los va haciendo obedientes a sus órdenes.

    • alfredoh Says:

      Es lo mismo que el idioma inclusivo que nos quieren obligar a usar. Un idioma ficticio que no tiene reglas y que cualquiera puede modificarlo sin respetar ninguna construcción gramatical.

  3. Daniel Bufi Says:

    Por último y para ir cerrando, quiero decirle que esto a mí no me sucede, yo nunca me olvidé para construir una frase correcta en mis expresiones y cuando leí un texto o un libro de un autor que me gusta siempre lo hago de forma detenida para comprender el sentido de la situación y también los objetivos, aunque sea una ciencia ficción y no me parece imposible escribir sin errores de ortografía, yo opino que el deterioro de la actividad cerebral cuando no se produce por enfermedades debe ser tratado por algún profesional capacitado y que esa persona necesita una colaboración para poder modificar sus actividades sociales.
    Como le digo siempre sus notas son muy interesantes y en cualquier momento nos hablamos, saludos.

    • alfredoh Says:

      Es bueno que a vos no te suceda Daniel. Además es muy bueno que cuides el idioma y la manera como te expresás. Muy poca gene hace esto.
      Me imagino que debés leer muchos libros y revistas. Eso es una buena costumbre.
      L

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: