Posts Tagged ‘POLITICA’

TRUMP Y LOS BOTONES PELIGROSOS PARA LA HUMANIDAD

enero 23, 2017

 

g-r

 

Desde que el candidato republicano Donald Trump empezó a escalar posiciones dentro de su partido, el resto del mundo contempló el proceso con mucha preocupación. Es que el candidato era conocido solo por su fortuna y por su histrionismo descontrolado.

Ahora que ganó las elecciones y se hizo cargo de su puesto de presidente de los EE. UU. la preocupación es mucho mayor. Y no solo por su maltrato y su desprecio para con las mujeres, su discriminación para todas las minorías (incluyendo negros y latinos) o su absurdo plan económico. Eso sería bastante como  para preocuparse.

El problema más grande es que en sus manos estará el poder nuclear más grande del planeta. 

El más grande poder nuclear en manos de un tipo despreciativo  hacia los demás, egocéntrico e inestable.

¿Como manejará ese poder?

Para contestar esta pregunta está el artículo del periodista Gideon Rachman del Financial Time. Un gran informe al que no se le puede sacar ni una palabra, ni un punto, ni una coma.

g-r-2

Éste es:

“A las personas que les preocupa la perspectiva de la presidencia de Donald Trump, a menudo se les recuerdan los pesos y contrapesos existentes dentro del sistema estadounidense.

El presidente de EEUU no es un dictador. Está limitado por la constitución, por los tribunales y por el Congreso.

Pero existe un área en la que los pesos y contrapesos no se aplican: las armas nucleares. Dick Cheney, el ex vicepresidente de EEUU, explicó claramente la situación en una entrevista en 2008: «Al presidente de EEUU le sigue en todo momento, 24 horas al día, un asesor militar que lleva un maletín que contiene los códigos nucleares que utilizaría, y estaría autorizado a utilizar, en caso de un ataque nuclear contra EEUU. Podría lanzar un ataque devastador como el mundo jamás ha presenciado. No tiene que consultarle a nadie. No tiene que llamar al Congreso. No tiene que hablar con los tribunales».

 

Republican U.S. presidential nominee Donald Trump greets  family members after arriving for an event on the sidelines of the Republican National Convention in Cleveland, Ohio, U.S., July 20, 2016.   REUTERS/Jim Bourg

Republican U.S. presidential nominee Donald Trump greets family members after arriving for an event on the sidelines of the Republican National Convention in Cleveland, Ohio, U.S., July 20, 2016. REUTERS/Jim Bourg

Los poderes del presidente van más allá de lo descrito por Cheney. EEUU no tiene un compromiso con la doctrina de «no disparar primero» en relación con las armas nucleares. Por lo tanto, Trump podría ordenar un ataque nuclear contra un adversario, aunque EEUU no hubiera sido atacado.

La idea de que Trump es demasiado errático como para tener acceso al mítico botón nuclear se planteó en repetidas ocasiones durante la campaña electoral presidencial. Hillary Clinton señaló que sólo transcurrirían cuatro minutos entre el momento en el que el presidente diera la orden de un ataque nuclear y el lanzamiento de los misiles. Dado que el presidente electo Trump será el comandante en jefe, nadie en una posición inferior en la cadena de mando tendría autoridad legal para revocar su orden. Durante la campaña, un grupo de oficiales del ejército estadounidense que en algún momento controlaron el acceso al lanzamiento de armas nucleares publicó una carta abierta argumentando que Trump no era apto para soportar las «agobiantes» presiones que implica tener la máxima autoridad sobre el uso de las armas más mortíferas del mundo. Una encuesta mostró que el 22% de los partidarios de Trump pensaba que podría iniciar una guerra nuclear.

 

DES MOINES, IA-SEPTEMBER 19: Republican Presidential Candidate Donald Trump speaks at the Iowa Faith & Freedom Coalition 15th Annual Family Banquet and Presidential Forum held at the Iowa State fairgrounds on September 19, 2015 in Des Moines, Iowa.  Eight of the Republican candidates including Trump are expected to attend the event. (Photo by Steve Pope/Getty Images)

DES MOINES, IA-SEPTEMBER 19: Republican Presidential Candidate Donald Trump speaks at the Iowa Faith & Freedom Coalition 15th Annual Family Banquet and Presidential Forum held at the Iowa State fairgrounds on September 19, 2015 in Des Moines, Iowa. Eight of the Republican candidates including Trump are expected to attend the event. (Photo by Steve Pope/Getty Images)

Ante la ausencia de pesos y contrapesos efectivos para el uso de las armas nucleares, hay tres cuestiones cruciales sobre Trump: el temperamento del presidente electo, sus asesores y el tipo de situaciones que probablemente afrontará.

La personalidad de Trump no tranquiliza. Tal y como indicaba la carta abierta de los oficiales, «es fácil de provocar y ataca con rapidez». En un enfrentamiento, su instinto le impulsa a intensificar la situación, no a buscar un compromiso. Tras la muerte de Fidel Castro, vale la pena recordar la crisis de los misiles cubanos de 1962. Ante la amenaza de un intercambio nuclear con la Unión Soviética, el presidente John F. Kennedy hizo caso omiso al consejo de sus asesores militares de intensificar el conflicto e invadir Cuba. ¿Tendría el presidente Trump los mismos instintos?

 

g-r-7

En una crisis de política exterior, el consejero más importante del presidente es su asesor en seguridad nacional, cuya oficina está en la Casa Blanca. El hombre que Trump ha nombrado para dirigir el Consejo de Seguridad Nacional, el general Michael Flynn, no tiene fama de ser un líder sosegado. Los correos electrónicos filtrados de Colin Powell sugieren que el general Flynn fue destituido como jefe de la Agencia de Inteligencia de la Defensa en 2014 porque era «agresivo con el personal, no escuchaba a los demás, trabajaba en contra de las políticas». Powell, que fue secretario de Estado del presidente George W. Bush, calificó al general Flynn como «un loco de derechas». Otra figura muy importante durante el Gobierno de Bush se muestra de acuerdo en privado con esa descripción, tildando al general Flynn de «chiflado» y prediciendo que no durará más de un año. Durante la Convención Nacional Republicana, el general Flynn se unió a los coros dirigidos contra Clinton que pedían su encarcelación.

Uno de los problemas más urgentes que afrontará Trump es el programa nuclear norcoreano, uno de los tres temas principales que el presidente electo discutió con el presidente Barack Obama durante su primera reunión. Se cree que Corea del Norte está a unos dos años de desarrollar un misil nuclear capaz de atacar la costa oeste de EEUU. Se suele decir que ningún presidente estadounidense podría tolerar esa situación. Pero el presidente Obama ha rechazado, hasta la fecha, las opciones militares para lidiar con Corea del Norte debido a los riesgos de que un ataque estadounidense provoque represalias devastadoras contra Corea del Sur o incluso el uso de las restantes armas nucleares de Corea del Norte. ¿Será tan comedido el presidente electo Trump?

 

g-r-8

Otra posible crisis se está gestando en el Este de Europa. Rusia ha realizado ensayos abiertos con armas nucleares para su uso en un conflicto potencial con la OTAN. Tal y como señaló un analista ruso: «El presidente Putin ha puesto las armas nucleares sobre la mesa». ¿Podría sentirse tentado el presidente Trump a responder del mismo modo?

En las próximas semanas, el presidente electo Trump tendrá acceso a los secretos nucleares de EEUU contenidos en el maletín. Estos incluyen el «manual de decisiones presidenciales», que ofrece una lista de objetivos que el presidente Trump podría optar por atacar, junto con el número de víctimas aproximado, que llega a los millones y, en algunos casos, supera los 100 millones. Se dice que esto supone una experiencia aleccionadora para todos los nuevos presidentes. Esperemos que tenga el mismo efecto sobre el presidente Trump.”

 

 

g-r-9

¿Preocupante, verdad?

MUJICA Y LA FELICIDAD

enero 27, 2013

El presidente del Uruguay se dirigió a una Asamblea de mandatarios y lo hizo con palabras inusuales. Le dejo aquí el discurso para que lo lean y saquen sus conclusiones:

Autoridades presentes de todas la latitudes y organismos, muchas gracias. Muchas gracias al pueblo de Brasil y a su Sra. presidenta, Dilma Rousseff. Muchas gracias también, a la buena fe que han manifestado todos los oradores que me precedieron.
Expresamos la íntima voluntad como gobernantes de apoyar todos los acuerdos que, esta, nuestra pobre humanidad pueda suscribir.

Sin embargo, permítasenos hacer algunas preguntas en voz alta.

Toda la tarde se ha hablado del desarrollo sustentable. De sacar las inmensas masas de la pobreza.

¿Qué es lo que aletea en nuestras cabezas? ¿El modelo de desarrollo y de consumo que queremos es el actual de las sociedades ricas?

Me hago esta pregunta: ¿qué le pasaría a este planeta si los hindúes tuvieran la misma proporción de autos por familia que tienen los alemanes? Cuánto oxígeno nos quedaría para poder respirar?

Más claro: ¿tiene el mundo los elementos materiales como para hacer posible que 7 mil u 8 mil millones de personas puedan tener el mismo grado de consumo y de despilfarro que tienen las más opulentas sociedades occidentales? ¿Será eso posible?

¿O tendremos que darnos otro tipo de discusión?

Hemos creado esta civilización en la que hoy estamos: hija del mercado, hija de la competencia y que ha deparado un progreso material portentoso y explosivo.

Pero la economía de mercado ha creado sociedades de mercado. Y nos ha deparado esta globalización, cuya mirada alcanza a todo el planeta.

¿Estamos gobernando esta globalización o ella nos gobierna a nosotros?

¿Es posible hablar de solidaridad y de que “estamos todos juntos” en una economía que basada en la competencia despiadada? ¿Hasta dónde llega nuestra fraternidad?

No digo nada de esto para negar la importancia de este evento. Por el contrario: el desafío que tenemos por delante es de una magnitud de carácter colosal y la gran crisis que tenemos no es ecológica, es política.

El hombre no gobierna hoy a las fuerzas que ha desatado, sino que las fuerzas que ha desatado gobiernan al hombre. Y a la vida.
No venimos al planeta para desarrollarnos solamente, así, en general. Venimos al planeta para ser felices. Porque la vida es corta y se nos va. Y ningún bien vale como la vida. Esto es lo elemental.

Pero la vida se me va a escapar, trabajando y trabajando para consumir un “plus” y la sociedad de consumo es el motor de esto. Porque, en definitiva, si se paraliza el consumo, se detiene la economía, y si se detiene la economía, aparece el fantasma del estancamiento para cada uno de nosotros.

Pero ese hiper consumo es el que está «agrediendo» al planeta.

Y tienen que generar ese hiper consumo, cosa de que las cosas duren poco, porque hay que vender mucho. Y una lamparita eléctrica, entonces, no puede durar más de 1000 horas encendida.
¡Pero hay lamparitas que pueden durar 100 mil horas encendidas!
Pero esas no, no se pueden hacer; porque el problema es el mercado, porque tenemos que trabajar y tenemos que sostener una civilización del “úselo y tírelo”, y así estamos en un círculo vicioso.

Estos son problemas de carácter político.
Nos están indicando que es hora de empezar a luchar por otra cultura.

No se trata de plantearnos el volver a la época del hombre de las cavernas, ni de tener un “monumento al atraso”.
Pero no podemos seguir, indefinidamente, gobernados por el mercado,
«sino que tenemos que gobernar al mercado».

Por ello digo, en mi humilde manera de pensar, que el problema que tenemos es de carácter político.
Los viejos pensadores –Epicúreo, Séneca y también los Aymaras- definían: “pobre no es el que tiene poco sino el que necesita infinitamente mucho”.
Y desea más y más.

«Esta es una clave de carácter cultural»

Entonces, voy a saludar el esfuerzo y los acuerdos que se hagan.
Y lo voy acompañar, como gobernante.
Sé que algunas cosas de las que estoy diciendo «rechinan».
Pero tenemos que darnos cuenta de que la crisis del agua y de la agresión al medio ambiente no es la causa.
La causa es el modelo de civilización que hemos montado.
Y lo que tenemos que revisar es nuestra forma de vivir.

Pertenezco a un pequeño país muy bien dotado de recursos naturales para vivir. En mi país hay poco más de 3 millones de habitantes.
Pero hay unos 13 millones de vacas, de las mejores del mundo.
Y unos 8 o 10 millones de estupendas ovejas.
Mi país es exportador de comida, de lácteos, de carne.
Es una penillanura y casi el 90% de su territorio es aprovechable.

Mis compañeros trabajadores, lucharon mucho por las 8 horas de trabajo. Y ahora están consiguiendo las 6 horas.
Pero el que tiene 6 horas, se consigue dos trabajos; por lo tanto, trabaja más que antes.
¿Por qué?
Porque tiene que pagar una cantidad de cosas: la moto, el auto, cuotas y cuotas y cuando se quiere acordar, es un viejo al que se le fue la vida.

Y uno se hace esta pregunta: ¿ese es el destino de la vida humana?
¿Solamente consumir?

Estas cosas que digo son muy elementales: el desarrollo no puede ser en contra de la felicidad.
Tiene que ser a favor de la felicidad humana; del amor a la tierra,
del cuidado a los hijos, junto a los amigos. «Y tener, sí, lo elemental»

Precisamente, porque es el tesoro más importante que tenemos.
Cuando luchamos por el medio ambiente, tenemos que recordar que el primer elemento del medio ambiente se llama «felicidad humana»

Asombrosas palabras. No dijo un discurso frío y burocrático lleno de obviedades que nadie escucha como se estila en estos lugares. Habló de la felicidad humana.  Es decir de un tema que poco le importa a los que gobiernan. Solo les interesa la felicidad suya. Se habrán reído mucho de la ocurrencia del mandatario uruguayo.

Sin embargo creo que será el único discurso del que se hablará durante mucho tiempo.

¿ Ustedes que opinan? ¿Estuvo bien o estuvo mal? Les agradecería que me hicieran llegar su opinión. Se los agradecería mucho.  Gracias.

FORSTER Y LA «NUEVA» DEMOCRACIA

septiembre 30, 2010

Un día prendí la televisión y vi en el Canal 7 gente que se estaba desconcentrando de un acto organizado para defender la Ley de Medios que impulsa el gobierno. De repente dentro de la gente que se estaba desconcentrando aparece el filósofo Forster uno de los más fervientes defensores de toda la etapa de los Kirchner. También es la cabeza más visible del grupo Carta Abierta que como todos saben nuclea gente de distintas corrientes que se agruparon para defender el proyecto gubernamental de los ataques de la oposición.

El filósofo venía muy contento y le expresó a la periodista de Canal 7 su satisfacción con las siguientes palabras:

“Estamos en un momento excepcional, reinventando la democracia”.

Muy contento me fui a dormir esa noche. Si bien un acto organizado por el gobierno, para presionar a la corte, inspira ciertos reparos, el hecho de que se hubiera desarrollado con total normalidad era más que auspicioso. El clima de fiesta y alegría que se vivía en la desconcentración y las palabras de Forster me anunciaban un horizonte promisorio aunque no hubiera visto el resto del acto transmitido por el Canal 7.

Pasé una buena noche rodeado de un sentimiento de fraternidad donde los argentinos podíamos solucionar nuestros problemas entre todos rodeados de un ambiente de cordialidad y de buena voluntad.

Estaba todavía en ese estado (soñado por todos) cuando en un lugar de Internet escucho las palabras que pronunció Hebe de Bonafini en ese acto.

No lo podía creer, era como si me hubiera chocado contra una pared.

Entre otras cosas decía:

“Arranquémosle a la Corte la decisión que es nuestra. Saquémosela de las manos y si tenemos que tomar el Palacio de Tribunales, tomémoslo”.

Además los llamó “turros” y los acusó de “coimeros” y de defensores de la dictadura militar.

¿¿¡¡ Y ESTA ES LA DEMOCRACIA QUE DEFIENDE FORSTER!!??

Estuvo aplaudiendo a una mujer  que llamó a entrar al Palacio de los Tribunales y presionar a los miembros del más alto Tribunal Nacional hasta que haga lo que ella quiere. Llamó a agredirlos físicamente por encima de todas las leyes y todos los derechos humanos.

Invadir con una turba descontrolada el Palacio de Justicia es terminar con el sistema democrático.

¿¿¡¡ ESA ES LA DEMOCRACIA QUE DECÍS DEFENDER, FORSTER!!??

No creo que me conteste pero si alguien puede hacerlo le agradeceré que lo haga rápidamente a ver si entiendo esta nueva “democracia forsteriana”.

RAREZA

octubre 30, 2009

El otro día se me quemó una lamparita eléctrica. Con cierta resignación me dispuse a cambiarla. A todo el mundo se le quema una lamparita y a todo el mundo le molesta tener que cambiarla.

Mientras buscaba otra de repuesto recordé que no hacía mucho que la había cambiado. Quizás menos de una semana. Mientras seguía buscando recordaba las viejas épocas en que una lamparita eléctrica duraba varios años. ¡Que épocas! ¿Qué habría cambiado?

Finalmente encontré una y reemplacé la lámpara quemada. Esta duró menos que la anterior porque sin haber sido usada no andaba y a simple vista estaba todo en orden en sus filamentos. Comencé a desconfiar del portalámparas pero igual seguí buscando y finalmente en el fondo de un cajón encontré una que había comprado hace muchos años y que estaba olvidada.

La coloqué y para mi sorpresa prendió con total normalidad. Claro que a esta le hubiera perdonado que no anduviera bien debido a su antigüedad pero todo se desarrolló normalmente hasta que sucedió algo que me hizo entrar en una franca depresión.

Ustedes se preguntarán como alguien puede entrar en una depresión solo por cambiar una lamparita eléctrica. Bien, se los voy a explicar.

Siguiendo con mi nueva costumbre de no guardar cosas innecesarias me dispuse a tirar la cajita de cartón donde venía la lamparita pero al tratar de hacerlo le noté algo raro, infrecuente.

La miré por los cuatro lados y no sabía que era lo que me detenía. Finalmente reparé en lo que me llamaba la atención y, en ese momento es cuando comenzó mi depresión. En un rinconcito pequeño de la cajita se leía: “Industria Argentina”. Se darán cuenta del motivo de mi depresión. En algunas épocas fabricábamos nuestras propias lamparitas eléctricas y ahora esto se había convertido en una antigüedad.

En lo últimos veinte años se ha ido borrando de la lamparitas eléctricas, de los lápices, de las gomas, de las tazas, de los platos, de las bandejas, de los vasos y de muchos otros implementos diarios, el pequeño, pero no por eso menos importante lema de “industria argentina”. Nos hemos acostumbrado tanto a usar elementos extranjeros que esta pequeña lamparita parece una rareza.

¿Quién ha hecho desaparecer la Industria Nacional poco a poco  sin que nos diéramos cuenta? ¿Por qué se le ha sacado el sustento a los trabajadores argentinos para dárselo a ignota personas del sudeste asiático y otros lugares igualmente lejanos?

¿Quién llevó adelante este genocidio productivo contra la dignidad de nuestros trabajadores y todo este país en general?

Todos sabemos las respuestas a estos interrogantes pero nada se está haciendo para subsanar estos hechos.

En una época éramos un país en Vías de Desarrollo pero ahora somos un país destruído donde a los gobernantes no parece interesarles elaborar planes para tratar de reconstruirlo.

Mientras tanto los responsables de este genocidio se pasean por el mundo gastando los dineros mal habidos que cobraron por el vaciamiento moral, cultural y productivo de un país anteriormente rico hasta que llegaron ellos con sus macabros planes. Tan macabros que a veces olvidamos lo que hicieron y nos parece que este país siempre fue igual con la tremenda brecha entre pobres y ricos y millones de compatriotas viviendo por debajo de la línea de pobreza.

No debemos olvidarnos y recordárselo a las futuras generaciones cuando escuchemos a estos tremendos destructores de la dignidad humana, dar sus conferencias con “consejos” sobre como reencauzar el país que ellos mismos destruyeron.

¿Creen que tenía buenos motivos para deprimirme al cambiar una lamparita eléctrica?

DERECHA E IZQUIERDA (I)

septiembre 15, 2009

Derecha e izquierda eran dos palabritas simpáticas que utilizaban los hombres para designar a sus manos. Seguramente al hombre primitivo le resultaría gracioso comprobar que mientras algunos arrojaban piedras con su mano derecha, con notable puntería, otros eran casi absolutamente inútiles con esa mano y realizaban prodigios con la otra.

A partir de ese momento aparecieron los conceptos de zurdo y de diestro.

También calculo que las palabras derecha e izquierda se convirtieron en vitales cuando llegó el momento de tomar importantes decisiones ¿Para donde se fueron nuestras presas? ¿Qué camino tomaremos? En estos casos los conceptos citados se convertían en cuestión de vida o muerte.

También creo que estas dos palabras fueron básicas para el desarrollo de la escritura. Por ejemplo cuando un cazador se adelantaba a los demás persiguiendo a una manada tenía que indicarles, a los que lo seguían, hacia donde se había dirigido en una encrucijada.

Atar una flecha a un árbol era lo más expeditivo para indicar que camino había tomado.

Seguramente estos fueron los primeros signos de lo que luego sería el alfabeto ideográfico. Estos concepto se revelaron como más importantes que sol, luna, casa, etc., etc.

A nadie se le escapaba la noción de que, si bien había diestros y zurdos, las dos manos colaboraban entre sí para lograr su cometido.

Sabemos que hay personas que sostienen el tenedor con la derecha y cortan con la izquierda y viceversa. Las dos manos son importantes, son complementarias.

Así con tranquilidad transcurría la historia de estas dos palabras, sin demasiados sobresaltos hasta que ocurrió un hecho conocido por todos como la Revolución Francesa.

La Convención había tomado el poder reemplazando a la monarquía y pronto sus integrantes se dividieron en los girondinos (partidarios de cambios moderados) y los montañeses (partidarios de cambios profundos y expeditivos).

Como los girondinos se sentaban a la derecha y los montañeses a la izquierda estas dos denominaciones, tan simpáticas hasta el momento, se volvieron irreconciliables y comenzaron a disputarse el poder en forma encarnizada.

Pronto y con otras características, que se les fueron adosando con el paso del tiempo, estas palabritas fueron utilizadas para designar las tendencias de todos los grupos opositores en todos los países del mundo.

Eso sí; no dejaron de luchar encarnizadamente entre ellos y se mandó a matar personas por el simple hecho de considerarlas de derecha o de izquierda.

Esta situación se sigue repitiendo en muchas partes del mundo convirtiéndose en otra forma de discriminación y de persecución totalmente inadmisibles.

Creo que si volviéramos a considerar a estos dos conceptos como complementarios –como lo eran antes de esta Revolución- el mundo sería un lugar mucho más apacible y dejarían de usarse los términos derecha e izquierda como adjetivos calificativos o descalificativos.

Creo, también, que esos grupos deberían dejar de considerar que tienen la verdad absoluta (cosa francamente ridícula) y aceptar que ambos bandos tienen aciertos y errores y que colaborar es la única manera de mejorar a la sociedad y al mundo en general.

Lo que no me queda totalmente claro es si estos grupos tratan realmente de mejorar la sociedad o solamente tratan de imponer sus retrógrados principios sin interesarles las consecuencias que le pueden acarrear al mundo en general. Lo que no me queda claro es si tratan de mejorar la situación mundial o tratan de imponer un autoritarismo brutal basado en un nuevo catecismo escrito por Marx o por Adam Smith.

Evidentemente si observamos lo que han hecho ambas tendencias a lo largo de la historia con Stalin, Pol Pot, Hitler, Reagan , Tatcher, Bush, Pinochet o Mao, no nos quedan grandes evidencias de sus buenas intenciones.

Esperemos que se termine con este inútil enfrentamiento y se dejen de usar estas palabras como excusa para el ataque y la persecución.

Yo no estoy ni con la izquierda ni con la derecha; yo estoy con la verdad allí donde ella se encuentre.