Posts Tagged ‘SOCIEDAD’

ANOMIA ESCOLAR

agosto 28, 2020

Hace muy poco publiqué en este blog un artículo que hablaba de la ANOMIA en general. Tuvo ese artículo muchos comentarios y el tema se hizo visible.

Pero tenemos que aclarar que existen diferentes tipos de Anomia. Una de ellas es la ANOMIA ESCOLAR.

Quería hacer un artículo sobre el tema pero encontré una nota periodística del Diario Río Negro del 8 de octubre del 2012. Una gran nota que ya tiene varios años. Su autor es MARCELO ANTONIO ANGRIMAN. Como está realmente muy bien hecha, la transcribo textualmente. Después la comentaré.

DYN01, BUENOS AIRES 06/10/2009, CONTINUA LA TOMA DEL COLEGIO NACIONAL BS AS POR PARTE DE LOS ALUMNOS. FOTO:DYN/RODOLFO PEZZONI. DYN01.JPG

“Uno de los grandes desafíos de la educación actual consiste en relacionar los conceptos de permanencia, calidad y disciplina sin llegar a la punición. En esa línea de razonamiento de la que participan reconocidos especialistas como Telma Barreiro, la autoridad escolar debe ser comprensiva, humanista e integrativa (CHI), en manifiesta oposición a otros modelos considerados retrógrados como el normativo, individualista y punitivo (NIP). La evidente carga emotiva de los términos empleados y hasta un manejo confrontativo de la cuestión llevan, desde la misma semántica, a generar simpatía por el primer paradigma. La dificultad surge cuando en las escuelas se produce –con mayor asiduidad de la que se admite– un corrimiento desde este modelo empático a una pérdida definitiva de la autoridad que le dio sustento. Hoy se asiste a un escenario en el que se observa con naturalidad que alrededor de cuarenta colegios porteños estén tomados y una exasperante laxitud por la cual en todo el país los alumnos no son sancionados ante las más elementales faltas a las normas de convivencia escolar. Así, bajo el eufemismo de respetar la protesta social se ignora el derecho de la gran mayoría silenciosa a aprender y acceder a la educación pública. Cuando unos pocos se arrogan el derecho de decidir por los demás, ¿quién vela por el alumno que sí quiere estudiar e ir a clase en un ámbito donde se respeten las normas? Como en un sube y baja permanente las manifestaciones de anomia se desplazan desde nuestra sociedad a la escuela, para luego rebotar rápidamente en sentido inverso. Desde los piquetes viales a las usurpaciones de tierras, pasando por las tomas de colegios, todos son ejemplos en los que los derechos mayoritarios son conculcados. Así, la libre circulación, la propiedad y el enseñar y aprender son violados ante la indiferente pasividad de las autoridades. De tal manera se verifica una y otra vez el extraño fenómeno argentino que Carlos Santiago Nino definió con acierto como anomia boba: “Una clase de inobservancia generalizada de normas jurídicas, sociales, convencionales, técnicas, conceptuales y morales que conduce a situaciones en que algunos están peor sin que nadie esté mejor de lo que ocurriría si esas normas fueran observadas, o en que hay muchos que están mucho peor frente a tal vez algunos pocos que están un poco mejor”. Se renuncia de este modo al concepto de autoridad bien entendido –que nada tiene que ver con el autoritarismo, gracias a Dios hoy perimido–, imprescindible para el sostenimiento de la institucionalidad. Como razona el licenciado en Filosofía Fernando Onetto: “La obligación de sostener la norma es de los adultos y muchas veces es la sanción la que enseña”. “Hay una tendencia a considerar la palabra obediencia como una conducta no pensante, cuando muchas veces no es así” y es producto de la concesión cotidiana que todos debemos aportar para vivir en un ámbito democrático. Así se construyen las sociedades armónicas que crecen y que forman a sus nuevos líderes, ya que quien no aprendió a obedecer difícilmente sabrá mandar. Para que ello ocurra es indispensable que la familia participe y sostenga los acuerdos, en un clima donde haya coherencia entre las reglas y su cumplimiento. De lo contrario la “legalidad transgresiva” aparecerá en escena y pronto la autoridad nuevamente perderá la partida frente a la anomia. Al decir de Eva Giberti, “la escuela no puede ser un asilo donde no haya legalidad”. Contrariamente a lo que se podría llegar a suponer, un informe elaborado por Raquel San Martín (“La Nación”, 2/9/12) da cuenta de que de todos los alumnos que se incorporaron a la educación privada desde 1994 el 60% lo hizo en el período kirchnerista. El artículo en cuestión señala que: “Al cambiar el guardapolvo por el uniforme, los padres no buscan tanto que sus hijos aprendan mejor matemática o inglés sino que lo hagan en días de clase que no se interrumpan por paros o ausencias docentes, con disciplina y mayor atención a cada chico, en instalaciones con gas y sin problemas. Significa, en otras palabras, escapar de una escuela pública que se percibe sin orden ni demasiado control, más insegura, que en los contextos más pobres deja entrar la violencia y la amenaza de la droga y que no asegura el aprendizaje. Que la escuela pública aparezca hoy como centro de disputas entre adoctrinamiento político o participación, entre parodia o libre expresión, no hace mucho para cambiar esas percepciones”. Lejos de pretender ingresar en un análisis maniqueo entre escuela pública y privada, es dable atender las razones por las cuales un padre –muchos de los cuales son los propios gobernantes– no lleva a su hijo a un colegio público para comprender el cáncer que significa la anomia escolar. Cuando se debe analizar el desgranamiento que hoy existe en el nivel secundario no se puede soslayar la desesperanza que implica para un adolescente tener que asistir a diario a un lugar donde no hay clases o se pierden horas recurrentemente, donde no hay estímulos a la superación y donde no se defiende a la mayoría silenciosa que quiere hacer las cosas bien. No se puede hablar de reformas educativas en serio si no existen reglas claras –preferentemente consensuadas– que luego sean efectivamente cumplidas en un ámbito educativo democrático. De no ser así, la anomia seguirá haciendo de las suyas y la Argentina lamentablemente –como alguna vez pregonó el recordado Nino–, un país al margen de la ley”

Marcelo Antonio Angriman es abogado y profesor de Educación Física. Por lo tanto sabe bien de lo que habla. Observa desde el punto de vista de la ley (a la que todos debemos respetar y obedecer) y desde el punto de vista de un profesor que debe enfrentar a sus alumnos sin reglas claras de juego. Es decir que hay reglas pero que nadie las respeta y las autoridades de la Escuela toman esto como normal por órdenes expresas del Estado Nacional. Está bien que haya reglas dicen las autoridades, pero también sostienen que si los alumnos y sus padres no las quieren respetar están en su derecho.

Esto es la Anomia en todo su esplendor y sostenida desde el Estado.

Vemos como este estado anómico se traslada desde la Sociedad a la Escuela y de ésta sale potenciada nuevamente hacia la sociedad.

¿Que les parece este estado de cosas?

¿Es bueno vivir en una sociedad anómica?

Espero sus opiniones. Quizás sirvan para comenzar a organizarnos y luchar contra esta desquiciada y desquiciante situación.

Quizás nos sirva para organizarnos contra el sinsentido.

EL TORTONI

diciembre 5, 2016

t-1

Durante los fines de la década del 60 y hasta 1980 trabajé en la Casa Central del Banco de la Nación Argentina ubicado a la izquierda de la Casa de Gobierno frente a la Plaza de Mayo.

Fue la época donde transcurrió  mi juventud y donde la vida no me era nada fácil.

Cerca de ese lugar sobre Avenida de Mayo había un lugar llamado Café Tortoni donde recalaba en los momentos de zozobra para recobrar la calma.

Era un verdadero remanso de paz además de ser un lugar histórico de la ciudad.

Por uno de esos avatares del destino el Café todavía se conserva y se convirtió en un sitio emblemático de la ciudad.

En Wikipedia hay en un exhaustivo relato de su desarrollo el cual casi transcribo casi fielmente. Algún genio lo desarrolló y lo puso en este sitio web que como todos sabemos es anónimo.

t-2

El Café Tortoni, ubicado en el 825 de la Avenida de Mayo, en la Ciudad de Buenos AiresArgentina. Su nombre casi sin dudas procede del que fuera a fines de s. XIX célebre Café Tortoni de París. Durante casi un siglo el Café Tortoni porteño-argentino es el más representativo del espíritu tradicional de la dicha avenida de Mayo, y es ya una leyenda de la ciudad de Buenos Aires. En tal café funcionó la peña literaria de mayor predicamento de Buenos Aires, liderada por el pintor Benito Quinquela Martín.

En la actualidad sigue siendo un lugar de difusión cultural y turístico por excelencia.

 

Se sabe que fue inaugurado en 1858, pero existen dos versiones respecto del porqué de su nombre: una de ellas dice que un inmigrante francés de apellido Touan lo estableció en la esquina de Rivadavia y Esmeralda, nombrándolo Tortoni dado que así se llamaba un establecimiento del Boulevard des Italiens donde se reunía la elite de la cultura parisina del siglo XIX.

El escritor francés Stendhal menciona en su novela “Rojo y Negro”de 1830, la existencia de un café Tortoni en París. La otra versión afirma que fue un tal Oreste Tortoni quien habría establecido el café sobre la calle Defensa al 200. Uno de los últimos dueños del Tortoni, el señor Fanego, está a favor de la primera versión y afirma que la segunda nació de un error en un artículo aparecido en un folleto publicitario de uno de los proveedores, en el que se nombraba al tal Oreste Tortoni. Sin embargo Enrique Puccia, historiador de Buenos Aires, descubrió que efectivamente existió una guía de la ciudad donde aparece el Café Tortoni en Defensa al 200. No obstante, el Gran Mapa Mercantil de la Ciudad de Buenos Aires, editado en 1870 por Rodolfo Kratzenstein, lo ubica en Rivadavia y Esmeralda con Monsieur Touan como propietario.

Lo cierto es que en 1880 fue trasladado a su lugar actual: la planta baja de la residencia de Saturnino Unzué en la calle Rivadavia. Era una casa de estilo italianizante, con planta baja y la vivienda en el piso superior. Su fachada se conserva en la actualidad aunque muy deteriorada. El fondo de la construcción era lindero con el Templo Escocés de Buenos Aires, ubicado sobre la calle Piedras y construido hacia 1830.

t-3

En 1882, el intendente Torcuato de Alvear concibió el proyecto de construcción de un gran boulevard al estilo de los creados por el Barón Haussmann durante el siglo XIX en París. La futura vía recibió el nombre de Avenida de Mayo en 1885, y su apertura comenzó en 1888, avanzando entre las calles Rivadavia y Victoria (hoy Hipólito Yrigoyen) y demoliendo las antiguas construcciones que se encontraban en su camino, entre ellas el Templo Escocés.

La casa de la familia Unzué fue afectada por la creación de la avenida y perdió el fondo de su terreno aunque, en vez de demolerse completamente, se la conservó y se le construyó una nueva y más lujosa fachada con salida hacia la nueva vía. La nueva parte de la residencia, proyectada por el arquitecto noruego Alexander Cristophenson en estilo academicista francés, terminó de construirse en 1898 y cuenta con planta baja y dos pisos. La vieja entrada del café por la calle Rivadavia siguió existiendo como puerta trasera de acceso al sector de billar. En la actualidad se encuentra cerrada de forma permanente.

t-4

A finales del siglo XIX el café es comprado por otro francés, Celestino Curutchet, que habitaba en los altos del café.1

En el café funcionó «La Peña», inaugurada en 1926, que fomentó la protección de las artes y las letras hasta su desaparición en 1943.Fue una idea que Quinquela Martín adquirió en un viaje por Francia y decidió poner en práctica en su país, donde amigos y colegas que disfrutaban de la buena conversación no disponían de un espacio adecuado para reunirse. Esta peña había nacido en el café La Cosechera (calle Perú y Avenida de Mayo) y se trasladó luego a las mesas del Tortoni. Como con el tiempo el lugar quedó chico, Curutchet ofreció la bodega de vinos para que pudieran reunirse con más comodidad y trasladó la vinería a otro lugar. Así la sede de la peña, llamada Agrupación Gente de Artes y Letras, se inauguró el 24 de mayo de 1926 y realizó tareas de difusión cultural mediante conciertos, recitales, conferencias, y debates.

Entre los asistentes se encontraban, entre otros, Alfonsina StorniBaldomero Fernández MorenoJuana de IbarbourouArthur RubinsteinConrado Nalé RoxloAntonio Bermúdez Franco Ricardo ViñesRoberto ArltJosé Ortega y GassetJorge Luis BorgesFlorencio Molina Campos. Las mesas vieron pasar figuras de la política como Lisandro de la TorreErnesto Palacio Marcelo Torcuato de Alvear; figuras populares como Carlos Gardel (quien cantó una vez un tango en homenaje al autor italiano Luigi Pirandello, que acababa de dar una conferencia en La Bodega) y Juan Manuel Fangio; prestigiosas figuras internacionales como Albert Einstein Federico García Lorca; y jefes de Estado como Juan Carlos de Borbón.

Cuando la agrupación cerró en 1943, se aprovechó lo recaudado por la venta de los muebles (entre ellos un piano Steinway en el que tocaron Arthur RubinsteinAlejandro BrailowskyLía Cimaglia Espinosa Héctor Panizza) para obtener el granito con el que Luis Perlotti realizó el monumento a Alfonsina Storni en Mar del Plata, comprar amoblamiento para el recreo en el Tigre donde muriera Leopoldo Lugones y erigir un monumento a la memoria de Fernando Fader en Mendoza.

 

t-5

Entre 1962 y 1974, un grupo de escritores (la mayoría jóvenes) se reunió en el café cada viernes en torno a figuras algo mayores como los escritores Abelardo Castillo Humberto Constantini. Los integrantes más constantes de esa peña fueron los narradores Liliana HekerIsidoro BlaistenRicardo PigliaArnaldo LibermanMiguel BrianteVicente BattistaJorge Di Paola Ramón Plaza y el poeta Horacio Salas.

En esas reuniones en el Tortoni se concretaron tres revistas emblemáticas –El grillo de papelEl escarabajo de oro y El ornitorrinco– que fueron decisivas en la dinámica literaria e intelectual argentina de aquellos años.

Los encuentros se realizaban en la parte de atrás del Tortoni, en la actual sala Eladia Blázquez.4

Carlos Gardel, además de cantar dos veces en el café, fue durante un tiempo habitué del lugar. Solía ocupar –según testimonio de Enrique Cadícamo– la mesa del costado derecho junto a la ventana entrando por Rivadavia, donde podía reunirse con amigos sin ser abordado por sus admiradores.5

Actualmente el propietario del café es el Touring Club Argentino. La sala «La Bodega», en el subsuelo, es escenario de diferentes artistas de tango jazz. En este último rubro, es destacable la permanencia de la Fénix Jazz Band, conjunto argentino de jazz tradicional que actúa todos los sábados, desde 1978. También se realizan presentaciones de libros y concursos de poesía. El café conserva la decoración de sus primeros años y la salida por la calle Rivadavia. Tiene además una biblioteca y, al fondo, mesas de billar y salones para jugar al dominó y a los dados.

Durante varios años, el programa de radio La venganza será terrible, conducido por Alejandro Dolina, se transmitió en vivo desde la bodega del Café Tortoni con presencia de público. Luego de la tragedia ocurrida en República Cromañón en diciembre de 2004, se decidió trasladar las transmisiones a un ambiente más amplio y seguro: el Hotel Bauen.

El Café Tortoni es recordado en el tango Viejo Tortoni, con letra de Héctor Negro y música de Eladia Blázquez que ha sido cantado por Susana Rinaldi.

t-6

 

Es admirable que un lugar de tan grande valor histórico y cultural siga existiendo luego de 158 años. Sobre todo en un lugar donde son pocos los que se dedican a conservar los sitios más representativos de nuestro pasado.

No solo se conserva sino que pasa por uno de los momentos de más fama desde su fundación.

Los turistas extranjeros lo visitan continuamente. Los fines de semana y los feriados hay que hacer una larga fila para entrar.

Si usted es porteño y no lo conoce no cuesta nada acercarse y conocerlo.

Es un lugar tanto histórico como moderno, que, con seguridad, no lo va a defraudar.

 

JOHN CARLIN Y LAS ELECCIONES

noviembre 11, 2016

john carlin. periodista y escritor.

john carlin. periodista y escritor.

Quería hacer un pequeño artículo sobre las elecciones en EE. UU. Pero encontré un artículo del periodista John Carlin que resume todo lo que yo quería decir.

Y mucho mejor ya que es alguien que vive en ese lugar. Que soportará sus consecuencias.

John Carlin es un escritor y periodista británico nacido en Londres en 1956, de padre inglés y madre española y que a sus tres años se trasladó con su familia a Buenos Aires. Su libro “El factor humano” fue un éxito de crítica y de público y en él se inspiró la película “Invictus” sobre la vida de Mandela

Su artículo dice textualmente:

“Ocurrió lo impensable. Visto desde el resto de planeta tierra, los estadounidenses han sucumbido al suicidio político colectivo.

Estaban ahí en lo alto de Trump Tower mirando para abajo, contemplando tirarse. Oyeron a los que les rogaban que no lo hicieran pero no les hicieron caso. La locura se impuso a la razón. Se dio el salto al vacío. El delirio se ha hecho realidad.

Trump en el ala oeste de la Casa Blanca será, en el mejor de los casos, un Cantinflas interpretando el papel de Calígula en una versión moderna del declive y caída del imperio. En el peor, representa una amenaza para la estabilidad mundial.

 

1

Antes incluso del resultado electoral, ante la mera posibilidad de que el bufonesco magnate neoyorquino pudiese ganar las elecciones, el resto del mundo miraba Estados Unidos con una mezcla de risa y pavor. Una historia en The New York Times del lunes contaba que el régimen iraní había roto con su tradición de censura y permitido transmitir en directo en la televisión estatal los debates entre Trump y Hillary Clinton durante la campaña electoral. El Gran Satanás, calculaba, se ridiculizaba solo.

Los analfabetos políticos que votaron a Trump han caído en lo que la historia juzgará como un acto de criminal irresponsabilidad  hacia su propio país

A la misma conclusión habrán llegado hoy los políticos y los habitantes de la mayor parte de los países del mundo. Pero pocos ahora se van a reír. En Estados Unidos buena parte de la nación llorará: entre ellos muchos de los que tienen un nivel educativo más alto de la media, de los que saben distinguir entre los hechos y las mentiras, de los que se interesan por lo que ocurre fuera de sus fronteras, sin excluir a varios altos mandos del partido republicano que Trump en teoría representa. El desconsuelo será tremendo; la división dentro del país, abismal; la herida social que se ha abierto, imposible de cicatrizar a corto plazo.

La victoria de Trump es, entre otros horrores, una victoria para la supremacía blanca. Se sentirán incómodos o vulnerables en su país los negros, los hispanos y los musulmanes.

Los analfabetos políticos que votaron a Trump han caído en lo que la historia juzgará como un acto de criminal irresponsabilidad hacia su propio país y, aunque pocos de ellos lo entenderán, hacia el mundo entero. Que una nación tan próspera con una democracia tan antigua haya cometido semejante disparate pone en cuestión como nunca la noción sagrada en Occidente de que la democracia representativa es el modelo de gobierno a seguir para la humanidad.

Con la victoria de Trump nos encontramos de repente sin brújula en tierra desconocida. El electorado estadounidense ha preferido un narcisista ignorante, vulgar, racista y descontrolado como presidente a una mujer seria, inteligente y capaz como Clinton. Ha puesto a un loco a cargo del manicomio: lo cual daría risa si uno no se parara a pensar que el manicomio en cuestión es la potencia nuclear número uno del mundo”.

Coincido totalmente en lo que expresa Carlin y creo que todos sufriremos las consecuencias de este impensable hecho. La civilización y la propia democracia han sufrido un duro golpe.

Pienso, sin lugar a dudas, que el mundo estará de acuerdo con las expresiones de este experimentado periodista.

 

3

ADOPTAR UN ABUELO

octubre 16, 2016

a3

Revisando lugares de Internet me encontré con este artículo que me llamó la atención y me lleno de júbilo.

Me gustaría que lo leyeran:

Bernardo Cea camina apoyando sus 88 años en la empuñadura de un bastón de madera con forma de cabeza de pájaro. El brazo libre lo toma Alberto Cabanes, un joven que conoció en Andamac, una residencia de Ciudad Real. Coincidieron porque Cabanes visitaba a su abuelo, que falleció hace casi un año. La Navidad del 2013 Bernardo le pidió a los Reyes Magos un nieto y Alberto cumplió su deseo. Lo “adoptó” y decidió propagar su acción hasta convertirla en una fundación. “Adopta un Abuelo” Este año un centenar de mayores, en su mayoría sin familia directa, tendrán “nietos” y nueve países están interesados en imitar el modelo de voluntariado.

 La casa de Bernardo está en el municipio de Torrenueva. Nieto e hijo de carpinteros, continuó con el oficio familiar y construyó una segunda planta con la ilusión de que un matrimonio joven la habitara y se ocupara de él y su esposa. “Estaba dispuesto a que durmieran gratis o pagarles un sueldo, pero nadie quiso”, lamenta. Hace seis años enviudó y cambió su vida “por completo”. El octogenario, que no tuvo descendencia, decidió entonces mudarse a la residencia, donde está a gusto y se siente querido. Cuando llega Alberto a visitar sus tardes tranquilas, lo recibe con un abrazo. Al igual que los otros nueve mayores que tienen “nietos” que los adoptaron en ese asilo. Cada mayor es acompañado una vez por semana durante nueve meses por dos universitarios, para no crear dependencia y por si uno no puede, que el encuentro tenga lugar de todas formas.

 

a-7

Ino Gallego tiene dos “nietas”. En su madurez trabajó años para la Cruz Roja acompañando a mayores, y ahora es él quien se deja visitar. Su esposa Trini Ruiz, que vive con él en la residencia, está ansiosa por que comiencen de nuevo los encuentros, que se paralizan de mayo a septiembre. “Ha pasado mucho tiempo, las echamos de menos”, comenta con cariño de sus dos voluntarias que repetirán el voluntariado este año. Cabanes destaca que el programa beneficia a ambas partes porque los jóvenes aprenden de las experiencias de los mayores y estos se sienten acompañados y revitalizados por los voluntarios.

 

a-3

Adopta un Abuelo se fundó en octubre de 2014. Cabanes hizo un plan piloto para el que convocó jóvenes de todas partes de España, y según las ciudades donde más demanda vio, decidió llevar el programa: Santander, Granada, Madrid y Ciudad Real. El objetivo este año es cerrar acuerdos con residencias de otras cinco ciudades y lograr que más de 100 mayores sean visitados semanalmente por sus “nietos”. El doble de la cifra actual. Las solicitudes de jóvenes interesados en participar llegan casi a los mil, pero faltan residencias, que son el soporte económico del proyecto. “Hay algunas que me han dicho ‘no queremos voluntarios aquí’”, comenta Cabanes, que renunció a su trabajo y dejó su departamento en Madrid para mudarse a la casa de sus padres en Ciudad Real y poder dedicarse por completo a la fundación.

 

a-5

Bernardo está orgulloso de lo que ha logrado su “nieto”. Le cuesta creer que él haya sido el inspirador de una idea tan bonita. “Yo, que no tengo estudios”, dice sorprendido. Cuando camina por los pasillos de la residencia, donde desfilan salones copados de mayores participando de los talleres de tejido, de lectura, de colorear, lo hace con una sonrisa. Él no quiere realizar las actividades que se imparten. Él solo quiere pasear con su nieto.

Una noble idea sin duda, que se está llevando a cabo con total éxito aunque en pequeñas proporciones.

Ojalá todos los países del mundo llevaran adelante proyectos similares.

De esa manera las personas mayores se sentirían útiles y apreciadas. También las personas que no tuvieron o ya no tienen abuelos recuperarían un vínculo que en algunos lugares se está extinguiendo.

¿No les parece una gran idea?

Si les parece que sí o que no me gustaría recibir sus comentarios al respecto.

Gracias.

 

a-1

 

 

a-6

LÁGRIMAS Y MUNDOS

agosto 29, 2016

 

LÁGRIMAS BLOG

Antoine de Saint Exupery, el célebre autor de “El Principito” expresó:  ¡ Es tan misterioso el país de las lágrimas!

Esta es una afirmación que en algún momento de nuestras vidas hemos podido constatar.

Hay momentos en los cuales a uno le brotan las lágrimas.

De cada una de estas lágrimas pueden nacer mundos nuevos.

Lágrimas paridas por el dolor y el sufrimiento.

BLOG 1

Si uno sabe interpretarlos, estos curiosos nacimientos,  darán lugar a nuevos mundos. Se nos abrirán panoramas que no conocíamos.

Paisajes nuevos donde podremos refugiarnos.  Donde podremos guarecernos hasta que pase la tormenta. Donde podremos explorar lo nuevo.

Entraremos por la puerta que nos abrió el dolor.

Estas lágrimas aparecidas del dolor y del  sufrimiento pueden parir nuevos mundos.

Mundos llenos de perdón, de comprensión, de aceptación.

Todo un cambio hecho con lo mejor de lo nuestro donde el “yo”, el “otro” y el “nosotros” se confunden.

BLOG 3

Las Madres del Dolor que perdieron a sus hijos en accidentes o robos se reconstruyeron a sí mismas dedicando su vida a defender  a todas las víctimas sin distinción de razas ni religiones ni clase social. Esto es un claro ejemplo de lo que expongo. Hay cientos de asociaciones  donde las personas que las integran cambiaron el dolor por una actitud positiva ante la vida.

Lágrimas paridas por el dolor y el sufrimiento que paren nuevos y mejores mundos.

ENEMIGOS DE NOSOTROS MISMOS

julio 24, 2016

 

Hace muchos años, cuando leía historietas del Salvaje Oeste, había una frase que me llamaba la atención. Esta frase se repetía cada tanto y yo no podía comprenderla.

La frase en cuestión era: “dadle a un hombre un metro de soga y se ahorcará solo”.

Me llamaba la atención que se repitiera esto ya que los personajes del Oeste siempre estaban escapando de ese destino siniestro. Muchos personajes importantes se vieron en ese duro trance y se salvaron de milagro.

¿Cómo podía ser que alguien se ahorcara solo? Imposible, desde mi punto de vista.

Muchos años después comencé a comprenderla.

Una vez conocí a un hombre que tenía una sola pierna y me dijo que se la habían cortado porque tenía diabetes. Hablando un día con la mujer me dijo que se la habían cortado por el cigarrillo.

Grande fue mi sorpresa porque siempre que hablé con él estaba fumando. Se lo dije a la mujer que no lo podía creer. Lo hacía a escondidas de ella.

En ese momento comprendí la dichosa frase. Ese hombre se estaba matando a sabiendas con su metro de soga. La soga que la providencia le había otorgado.

A través de la vida conocí gente que se estaba ahorcando con el alcohol o las drogas. Sabían que tenían que parar y no lo hacían.

Yo criticaba a esas personas y siempre pensé que yo no haría eso.

Sin embargo, también lo hice.

Hace más de treinta años me dijeron que era hipertenso. Me dieron un solo remedio y me dijeron que comiera con poca sal.

Hace dos años me internaron de urgencia porque ya no podía caminar y apenas podía respirar. Me salvé con un día de terapia intensiva y once días de internación hasta que me adapté al accionar de los remedios que ya eran seis.

Asustado al principio, juré respetar el tratamiento pero pronto los controles se aflojaron. Comencé a no tomar los medicamentos con regularidad y también a comer comida con sal. Me parecía que no pasaba nada.

Hace unos treinta días me desmayé y una ambulancia me llevó al Hospital más cercano. En ese lugar me salvaron la vida con un desfibrilador. Luego siguieron veinte días de terapia intensiva y cuatro intervenciones cardíacas muy dolorosas. En la última me implantaron un marcapasos. Un aparato que tendré que llevar el resto de mi vida.

Hice lo que critiqué en los demás.

¿Lo seguiré haciendo?

El tiempo dirá si mi arrepentimiento es sincero.

¡¡¡MUCHAS VECES NOS CONVERTIMOS EN LOS PEORES ENEMIGOS DE NOSOTROS MISMOS!!!

ROSA PARKS Y LA FUERZA DE VOLUNTAD

diciembre 27, 2015

ROSA 1

De esta historia hay varias versiones pero prefiero elegir la que dice que Rosa Louise Mc Cauley nació en Tuskegee (Alabama) el 4 de febrero de 1913.
De raza negra, su vida transcurría dentro de los parámetros normales de una mujer humilde del sur de los EE. UU.
En cierto momento se casó con Raymond Parks y pasó a llamarse, como es costumbre en ese país, Rosa Parks.
Un día, ya tarde, volvía cansada de sus labores como costurera y tomó un autobús sentándose en la parte trasera. Esta era la parte reservada a los de su color.
Un hombre de piel blanca tomó el mismo autobús después de ella y viendo que no había asientos se lo hizo saber al conductor quien le dijo a Rosa que debía pararse y cederle el asiento.
Rosa venía cansada de su trabajo pero venía mucho más cansada de las terribles injusticias que se cometían contra su gente en todo el sur.
Por lo tanto le dijo al conductor que no cedería su asiento. Esto causó estupor. Los negros, hombres y mujeres, aceptaban con resignación esa situación.
Rosa volvió a decir que no.
El chofer detuvo el autobús y solicitó a la autoridad que interviniera. Rosa fue encarcelada acusada de perturbar el orden. Un orden que perpetuaba una injusticia ancestral.
Cuando fue liberada decidió que no iba a soportar nuevas arbitrariedades y llamó a todas las personas de su color a iniciar un boicot contra todas las compañías de autobuses.
Largas y extenuantes caminatas no doblegaron su ánimo y el boicot fue total.
Asombraba al mundo como un país que había luchado contra Hitler y su horrible sistema de superioridad racial, tenía, en un lugar de su territorio, semejantes leyes discriminatorias.
Tras 382 largos días las compañías de autobuses tuvieron que deponer su actitud.
Este incidente tuvo como más grande efecto la creación de la Montgomery Improvement Association cuya misión era la defensa de los derechos de la minoría negra. Martin Luther King, apenas conocido en esos momentos, fue su primer presidente.
Luego Rosa se trasladó a Dretoit, fue conocida y honrada en todas partes del mundo y recibió condecoraciones aunque creo que esa es otra historia.
Lo que más importa es que, por más débiles que nos sintamos, la fuerza de voluntad hará triunfar la justicia de nuestros reclamos.
Creo que ese es el gran legado que nos deja Rosa.

ROSA 1

PROMETEDORES SERIALES

agosto 5, 2015

BLOGGG

 

Muchas personas que no conozco me han mandado comentarios a este blog.

Muchas que conozco, pero no personalmente, también lo han hecho.

Cientos de personas, que conozco personalmente y cada tanto veo, me han prometido hacerlo y nunca lo hicieron.

Cuando me veían por la calle se cruzaban y hasta se escondían porque les daba vergüenza.

Les daba vergüenza pero no hacían lo lógico y correcto: cumplir con su promesa.

Esta situación molesta seguía hasta que yo les decía que se olvidaran del asunto. A partir de ese momento volvíamos a hablar sin problemas.

No sé cómo será la idiosincrasia de la gente de otros países pero una característica del argentino medio es ser un prometedor serial. Alguien que promete, para quedar bien, algo que jamás piensa cumplir.

Prometedores seriales e incumplidores seriales.

No me atrevo a hablar de otras partes del mundo pero sospecho que pasa algo parecido aunque quizás no tan extendido, tan profundo.

La palabra “serial” se popularizó por los casos de asesinos seriales que dio a conocer el cine y las noticias periodísticas.

Por eso digo que somos “prometedores e incumplidores seriales”

Lo afirmo porque el prometer y no cumplir asesina las relaciones sociales. Hace que el tejido social más cercano se dañe, se vuelva inestable. Nos hace descreer de nosotros mismos y de los demás. Hace que el entorno se convierta en una especie de tembladeral donde nada es confiable.

Y así estamos.

Hace muchos años ya, el filósofo español Ortega y Gasset nos visitó y dijo “argentinos a las cosas”. Nos quiso dar a entender, entre otras interpretaciones posibles, que vale más realizar  que solo prometer.

No le hicimos caso evidentemente. Seguimos igual.

¿Haremos caso alguna vez de tan sabio consejo?

¿Nos convertiremos de una vez por todas en cumplidores seriales?

Solo el tiempo lo dirá.

El tiempo y la voluntad que pongamos en la empresa de revertir esta situación que, a todas luces, nos perjudica.

HONRAR LA VIDA

diciembre 11, 2013

En 1991 se presentó una canción de Eladia Blazquez en el Teatro Opera de Bs As. Llamada “Honrar la vida” En este espectáculo la gente votaba y esta canción salió elegida  como la preferida del público. Sería bueno que recordáramos su letra.


 No , . . . Permanecer y transcurrir

No es perdurar, no es existir
Ni honrar la vida
Hay tantas maneras de no ser
Tanta conciencia sin saber
Adormecida.

Por que no es lo mismo que vivir

Honrar la vida.Merecer la vida no es callar ni consentir

Tantas injusticias repetidas
Es una virtud, es dignidad
Y es la actitud de identidad
Mas definida.

Eso de durar y transcurrir
No nos da derecho a presumir

No, . . . Permanecer y transcurrir
No siempre quiere sugerir
Honrar la vida
Hay tanta pequeña vanidad
En nuestra tonta humanidad
Enceguecida

Merecer la vida es erguirse vertical
Más allá del mal, de las caídas
Es igual que darle a la verdad
Y a nuestra propia libertad
La bienvenida.

Eso de durar y transcurrir
No nos da derecho a presumir
Por que no es lo mismo que vivir
Honrar la vida.

 

Observando las cosas que suceden en la Argentina actual, hoy, 9 de diciembre del 2013, podemos ver que los argentinos, en su gran mayoría, no honran a la Vida en su conducta diaria.

Personas que atacan comercios para robar cosas que no necesitan y que muchos mueren, o son heridos gravemente, en ese intento.

Absoluta falta de respeto hacia el otro. Celulares encontrados que son tomados como botines de guerra de los cuales todos se pueden apoderar.

Gobernadores de provincias en las cuales las clases bajas están pasando por momentos difíciles y que el estallido social, previsible, los encuentra siempre de vacaciones o en viajes de placer pagados con los dineros del pueblo.

Escuelas y hospitales sin los insumos básicos en provincias como el Chaco y Formosa que tienen los políticos con mayores sueldos del país. 

Barras bravas de equipos de fútbol que no sólo atacan a las barras de otros equipos sino que se atacan entre ellos para poder quedarse con el gran negocio de la venta de drogas y la reventa de entradas amparados por los dirigentes y los políticos de turno que los usan como grupo de presión.

Los trenes, que eran nuestro mayor orgullo hace un siglo, llevan a los usuarios a un viaje incierto que no pocas veces terminaron en la muerte de pasajeros inocentes.

Las peleas y las muertes en los locales bailables frecuentados por la juventud ya son algo tan cotidiano que casi no se les da importancia.

Se ha roto el pacto social que debe unir a toda sociedad que se respete. La venganza y el odio se convirtieron en el eje de la vida diaria.

No creo que toda la población este sumergida en esta vorágine. Sé que mucha gente trabaja y sigue teniendo sueños y esperanzas. Pero debemos reconocer que los que perjudican el entramado social manejan la agenda y nos llevan por caminos que nunca deberíamos haber recorrido si nos consideramos una sociedad organizada.

Creo que si Eladia Blazquez volviera se daría cuenta que, por lo menos en los últimos veinte años, los argentinos no nos hemos dedicado a HONRAR LA VIDA.

ANNA POLITKOVSKAYA

marzo 8, 2011


Anna Politkoskaya era una periodista que nació en Nueva York en 1958 aunque se la considera rusa. Esto se debe a que sus padres eran de origen soviético ucraniano y trabajaban en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York. Su nacimiento en esa ciudad fue accidental.

Sus primeros años transcurrieron en Moscú y su profunda vocación hizo que estudiara periodismo en la Universidad Estatal de Moscú. En ese lugar se graduó en 1980.

El compromiso insobornable que sintió desde muy pequeña por defender de las injusticias y persecuciones a los más débiles, le hizo enfrentar al poder autoritario.

Su defensa de los Derechos Humanos hizo que se opusiera, en sus artículos, al conflicto en Chechenia y a la política que llevaba adelante el presidente Putin al respecto.

Sus trabajos sobre Chechenia la hicieron conocida en todo el mundo donde admiraban su valor al enfrentarse a un régimen autoritario y omnímodo.

Gracias a ella el mundo se enteró del secuestro y asesinato de periodistas y trabajadores por los Derechos Humanos que actuaban en esos lugares. Hizo caer la careta del supuesto régimen democrático que existía en Rusia luego de la caída del comunismo.

Anna publicó numerosos artículos donde describía las violaciones a los derechos humanos, las persecuciones y la torturas tanto de las fuerzas militares rusas como la de los rebeldes chechenos y la administración títere respaldada por Moscú.

Alertó a Rusia y al mundo sobre lo inmoral de tapar crímenes contra la Humanidad a fin de defender una Ideología. Se la acusó de actuar en contra de su país lo que no era cierto porque también rechazó y dio a conocer las brutales tácticas de los rebeldes.

Su lucha no iba a ser fácil. Varias veces la amenazaron con violarla y fusilarla lo que según las leyes del Kremlin está permitido en tiempos de guerra, aunque no esté declarada como ésta.

Una vez fue envenenada antes de las negociaciones con los chechenos. Perdió el conocimiento y enfermó gravemente no pudiendo intervenir en el conflicto.

Finalmente un asesino a sueldo la mató en el ascensor de su casa en Moscú de dos balazos en la cabeza y otro en el hombro que seguramente estaba también dedicado a su cabeza. Se vé que trataron de destruir su cerebro, el cual usaba para razonar que no todo estaba bien en Rusia y que el régimen era tanto o más corrupto y policial que el comunista al que se creía desaparecido.

La muerte de Anna se produjo el mismo día del cumpleaños del presidente Putin lo que parece demostrar que sus cómplices quisieron hacerle un regalo extra lo que habrá sabido agradecer con algún ascenso y una sonrisa cómplice.

Así terminó la vida de una luchadora de los Derechos Humanos que trató de alertar al mundo del peligro de los gobiernos con excesivos poderes. Terminó asesinada como Iqbal Masih y tantos luchadores sociales que trataron de cambiar el mundo oprobioso en el cual vivían con métodos pacíficos y legales. Murió víctima de la fuerza bruta y la ilegalidad dejándonos su obra y la constatación de que si son pocos los que se alzan para defender los derechos de todos, la maldad y la injusticia van a ir eliminándolos uno a uno ante la pasividad general.

Cuando sus amigos y compañeros trataban de convencerla de que se retirara y de que las cosas no estaban tan mal, les dijo: “Pensar que todo está bien, es la forma más fácil de vivir pero es la sentencia de muerte de nuestros nietos”

Esta sería una vida ejemplar que se le debiera dar a conocer como modelo a nuestros adolescentes y no la de grandes hermanos que se dedican a no hacer nada constructivo y se traicionan, se engañan y se insultan continuamente sumidos en la más completa ignorancia.

A estos exponentes de la nada total se los premia; a los luchadores sociales como Anna, se los mata,

¿Está todo bien en el mundo?

Seguramente usted conoce la existencia de los grandes hermanos y los insultantes bailarines por un sueño, pero: ¿Conoce la vida de esta periodista desaparecida?

¿Qué vida les espera a nuestros hijos y a nuestros nietos? EL PUEBLO RUSO CONSTERNADO ANTE EL HORRIBLE CRIMEN