BORGES Y LA LECTURA OBLIGATORIA

Desde la época de mi juventud, digamos desde los 15 o 16 años, escuchaba que todas las modelitos jóvenes o muchachos, que querían parecer cultos, decían: “Yo admiro a Salk (inventor de la vacuna contra la poliomielitis) y leo a Borges y Cortázar”.

Eso era de buen tono y el que lo decía adquiría una pátina cultural de lo más apreciada. Todos sabíamos que en el 70% de los casos no era verdadero. Hasta los boxeadores lo decían. Yo solo los escuchaba sin meterme en el tema ya que todavía estaba terminando la escuela secundaria y solo leía revistas de historietas y concurría todos los domingos a la cancha como ocupación habitual.

Mucho tiempo después, cuando tenía 40 años, por causas económicas, me puse a dar clases particulares a alumnos de primaria aunque mayormente, a alumnos de secundaria. Empecé con Historia y poco a poco tuve que  agregar muchas materias  más hasta sobrepasar las 60.

Un día apareció un alumno para decirme que le explicara un cuento de Borges. A pesar de tener yo más de 42 años nunca había leído a Borges así que me puse a leerlo para poder explicárselo. Si podía, claro.

El cuento se llamaba “Las Ruinas Circulares”. Un cuento difícil de leer y que era una mezcla de realismo y fantasía.

Lo leí varias veces y finalmente lo comprendí y me gustó muchísimo. Se lo expliqué y se convirtió en mi caballito de batalla. Les contagié mi entusiasmo y luego vi que se lo explicaban entre ellos. Aún a los que venían por otra cosa. El entusiasmo es contagioso.

Yo tenía un libro de cuentos de Borges y comencé a leerlo. Recuerdo que el segundo fue “La Casa de Asterión” que era muy bueno y también ideal porque estaba relacionado con la leyenda del Minotauro que yo les explicaba en Historia de Primer Año.

A todos le gustaba y hasta lo contaban en sus casas. Los padres se sintieron sorprendidos y muchos de ellos me llamaban para preguntarme la causa de ese cambio.

Yo seguí leyendo “El Aleph” y muchos otros. Pronto me convertí en un experto en Borges gracias a que me sentí obligado, casi, por mi trabajo.

Siempre agradecí a ese primer alumno.

Recuerden que hace 30 años casi no existía Internet y yo tardé mucho en entrar en ese mundo. Toda la investigación tenía que hacerla en libros, enciclopedias, manuales, diarios o revistas literarias.

Recuerdo esto porque hoy se recuerda un Aniversario del nacimiento del gran escritor argentino.

Por eso decidí publicar lo que opinaba el  Borges con respecto a la lectura.

Transcribo sus propias palabras:

                     “Creo que la frase lectura obligatoria es un contrasentido, la lectura no debe ser obligatoria. ¿Debemos hablar de placer obligatorio? ¿Por qué? El placer no es obligatorio, el placer es algo buscado. ¿Felicidad obligatoria? La felicidad también la buscamos.

Yo he sido profesor de Literatura Inglesa durante veinte años en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires y siempre les aconsejé a mis estudiantes: si un libro los aburre, déjenlo, no lo lean porque es famoso, no lean un libro porque es moderno, no lean un libro porque es antiguo. Si un libro es tedioso para ustedes, déjenlo… ese libro no ha sido escrito para ustedes. La lectura debe ser una forma de la felicidad.

No hay que caer en la tristeza de las bibliografías, de las citas de Fulano y luego un paréntesis, luego dos fechas separadas por un guión, y luego una lista de libros críticos que han escrito sobre ese autor. Todo eso es una desdicha. Yo nunca les di una bibliografía a mis alumnos. Les dije que no lean nada de lo que se ha escrito sobre Fulano de Tal (…)

Si Shakespeare les interesa, está bien. Si les resulta tedioso, déjenlo. Shakespeare no ha escrito aún para ustedes. Llegará un día que Shakespeare será digno de ustedes y ustedes serán dignos de Shakespeare, pero mientras tanto no hay que apresurar las cosas”

Una opinión muy respetable como ustedes podrán ver.

Leer nos tiene que traer felicidad. Si eso no sucede debemos dejarlo.

Yo viví momentos de gran felicidad leyendo cuando era muy pequeño. Recuerdo “Las Mil y Una Noches” de la Editorial Tor, “Heidi” y “El Príncipe Valiente” de la colección Robin Hood y cientos de otros.

Pero los tiempos cambiaron. Un chico siente felicidad cuando juega a los jueguitos electrónicos o ve películas por cable, por un CD, por un DVD, por televisión abierta y cientos de otros medios. Ninguno incluye la lectura.

Todo es imagen, audio y casi nada de lectura.

De esta manera se pierde la lectura como ocupación habitual.

Ya en mi época ningún chico se hubiera hecho fanático de Borges si yo no se los hubiera explicado. Y yo lo leí porque me sentí obligado.

Si bien en su momento la aseveración de Borges era correctísima, ahora dejó de serlo. Los estudiantes en la actualidad necesitan una guía apropiada para entrar en el fértil territorio literario. Ese territorio que tiene ya miles de años.

Seguramente los lectores del blog habrán tenido serias preocupaciones si no tuvieron un profesor que los guiara.

Quizás puedan contarme sus experiencias al respecto.

No importa si fueron buenas o malas, satisfactorias o frustrantes. La cuestión es compartirlas en este lugar que es una reunión de amigos.

Abrazos grandes para todos.

16 respuestas to “BORGES Y LA LECTURA OBLIGATORIA”

  1. fer Says:

    1

  2. fer Says:

    No es una reunion de amigos este lugar.

    • alfredoh Says:

      Es tu opinión y como tal tengo que respetarla.
      Pero no lo creo.
      Le voy a preguntar a las demás personas que comentan para saber que opinan de este asunto.

      • alfredoh Says:

        Sin embargo tengo que decirte que en este blog hay un gran amigo que toca muy bien la guitarra y que me graba videos con canciones muy buenas y me las dedica. Además la letra dice que soy la mejor persona que conoció en su vida y que está esperando que termine la pandemia para darnos el gran abrazo que nos merecemos.
        Si no me creés busca en los artículos y verás que es cierto.
        Te parece que una persona que me envía esos comentarios no es un buen amigo mío?
        Creo que con los demás tengo la misma relación aunque no tan fuerte.
        Por eso digo que este blog es una reunión de amigos.

      • fer Says:

        No somos amigos ahora.Pero claro que te daria un abrazo.

      • alfredoh Says:

        No me queda claro porqué no somos amigos. Entonces los videos que me grabaste especialmente para mi y las letras que dicen que soy la mejor persona que conociste en tu vida son mentiras?. Bueno, si son mentiras no deberías publicar más ese tipo de cosas. No en este blog por lo menos.

      • alfredoh Says:

        Deberías mandar esos mensajes al blog, o a cualquier otro sitio, que sea de una persona que verdaderamente apreciás. Verdad? Vos debés tener muchos amigos y amigas a los cuales mandarles ese tipo de expresiones sin faltar a la verdad.

      • fer Says:

        No soy a migo de nadie de forma virtual.Yo te aprecio.Conformate con eso.Abrazo.

  3. Daniel Bufi Says:

    Hola Alfredo, recién leo esta nota que habla sobre Borges, aunque quiero aclararle que jamás leí un libro de él, deduje que en su juventud, nadie se sentía atraído o motivado para leer sus libros, aunque usted cuenta en los párrafos de la nota que se sintió obligado a su lectura, coincido cuando se menciona en el texto que la lectura no tiene que ser obligatoria sino es sinónimo de felicidad, cuando una persona no siente la iniciativa, la voluntad y también la paciencia para hacerlo, es más hasta yo pondría en práctica ese pensamiento, aunque a mí la lectura me resulta entretenida y a la vez amena, ya se lo conté varias veces.

    • alfredoh Says:

      Muy bueno tu comentario Daniel. Es verdad que no mucha gente e sintió atraído por este tipo de lectura.
      En la escuela (por lo menos en tu época) te habrán mandado a leer algún cuento de Borges pero seguro que los profesores no los explicaban. No se tomaban ese trabajo. Y finalmente lo olvidaban lo que no comparto. Yo sí los explicaba y a mis alumnos les gustaban.

      • alfredoh Says:

        Pero en la época de Borges no había nada que le hiciera competencia a los libros. Los chicos jugaban con los demás chicos durante la primavera y el verano. La cuestión estaba en las épocas frías y lluviosas la única diversión era leer. La lectura era una diversión. No una obligación. Nadie necesitaba que lo obligaran. Libros o revistas era común ver en las casas. También el diario.

      • alfredoh Says:

        Pero en la época actual si en la Escuela no obligaran a leer a los alumnos nadie leería. La televisión, la computadora, la tablet, los jueguitos eléctronicos y todo tipo de actividad audio-visual les impediría conocer las grandes obras de la Literatura Universal lo que sería catástrofico para su cultura general.

  4. Daniel Bufi Says:

    Me gusta cuando a lo largo de la nota también menciona a «Heidi» o «El Príncipe Valiente» de la colección Robin Hood lo mismo, «Las Mil y una noches», creo que son ejemplos para tomar en cuenta para la lectura, aunque quiero señalar, que hoy los jóvenes se sienten más motivados por los juegos electrónicos, los CD, los DVD y la televisión donde pasan películas por cable, donde en esos casos la lectura está ausente y los estudiantes, en la actualidad, necesitan una amplia guía para el terreno de la literatura, esas son las conclusiones que yo saqué de esta nota.
    Como le digo siempre sus notas son muy interesantes y en cualquier momento continuamos hablando, le deseo lo mejor.

  5. alfredoh Says:

    Claro, el aburrimiento de los días fríos, nublados o lluviosos nos obligaban a permanecer dentro de nuestros hogares y sin libros la vida solo parecía ser desilusionante.
    Los libros eran la puerta abierta hacia la fantasía.

    • alfredoh Says:

      Sin una buena quía en las escuelas entrar en ese mundo sería casi imposible.
      Solo un profesor muy bien preparado puede iniciar a los alumnos en ese mundo.
      Solo el que sienta el entusiasmo de leer puede contagiarlo a los demás.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: