Posts Tagged ‘VIVENCIAS’

¿QUE HACER? SITUACIÓN ACTUAL

noviembre 4, 2019

Tengo 76 años y recién estoy empezando. También sé que a esta persona  (ó  personaje) que represento,  solo yo puedo derrotarlo.

 

Esta es una verdad que tengo asumida porque la desilusión o el desánimo, que puedo sentir, nacen adentro y se van acumulando.

Lo que viene del exterior puede influir pero lo que se siente interiormente decide el resultado de todo emprendimiento.

Tengo 76 años, sé que recién estoy empezando y que si no cuido mi interior voy rumbo al fracaso.

En realidad no es poco. Se puede decir que sé bastante más que Sócrates que solo sabe que no sabe nada.

Esto es así aunque (de más está decirlo) él es mucho más famoso que yo aunque lo creo injusto. Esperemos que la Historia ponga todo en su lugar (ja, ja, ja).

Ustedes pensarán que exagero al compararme con Sócrates pero pienso  que de tal manera  porque desde muy chico sé que la Tierra gira alrededor del Sol y que la Luna gira alrededor d ella. También sé (con una pequeña ayuda de Demócrito) que todas las sustancias que existen en el Universo están formadas por átomos y como está formado cada uno de ellos. También tengo conocimientos de Física, de Química, de la existencia de una tabla de elementos (gracias Mendeleiev), como está compuesto el ADN  y una larga serie de etcéteras.

Si bien Sócrates me primerió (argentinismo que quiere decir que se me adelantó) en estos conocimientos lo aventajo.

Yo podría decir: “Solo sé que sé bastante aunque me falta un largo camino por delante” sin parecer que me estoy copiando.

Volviendo a nuestro tema, o a mi tema, puedo decir que tengo 76 años, ciertos problemas físicos y a veces siento que estoy empezando y otras veces terminando.

La cuestión es que cuando siento que estoy comenzando  me lleno de proyectos que me parecen muy buenos.

¿Tengo que olvidar ciertas decepciones y seguir con todas mis fuerzas  o me digo que ya no hay tiempo?

A favor de la primera postura está el hecho de que nadie sabe la cantidad de maños que le ha otorgado la divina providencia (ejem, ejem).

Usted amigo lector: ¿Tiene un dilema parecido? ¿Le parece que podrá resolverlo?

Mientras sigo con mis proyectos espero su respuesta.

TAZA Y VIDA

mayo 9, 2017

 

Un día me levanté a cierta hora, como hago de costumbre,  y me dirigí a hacerme el desayuno.

Lo hice con los movimientos mecánicos de siempre  donde todo estaba previsto y acotado.

Cuando fui a sacar la taza de café con leche del microondas la base del recipiente tocó apenas con el plato giratorio y resbaló de mis manos. En menos de lo que tardo en contarlo, la taza cayó y se rompió.

 

 

 

Quedé desconcertado. Había realizado esa misma operación cientos o miles de veces en mi vida y pensé que ya lo tenía todo dominado.

Nunca me podría pasar nada. Y ese fue mi error. Lo hice casi sin pensar y sin tomar recaudos.

Me quedé absorto observando la taza rota y el líquido derramado.

Me surgió enseguida un paralelo con la vida.

 

 

 

 

Pensé: ¿cuántas veces creemos que la vida la tenemos dominada, hacemos las cosas sin pensar, se nos cae y se nos rompe?

¿Cuántas veces, amigo lector, nos ha pasado esto en nuestra vida?

Seguramente la respuesta será: muchas.

Una frase anónima dice que en la escuela primero se aprende la lección y luego te toman una prueba mientras que en la vida primero te toman la prueba y luego aprendes la lección.

Nunca deberíamos pensar que tenemos todo dominado y podemos hacer todo con los ojos cerrados.

Esa confianza puede hacer que se nos caiga lo que tengamos entre manos y se rompa.

¿No les parece?

No es buena época para que se nos rompan tazas o cualquier otra cosa.

 

 

 

LA FELICIDAD

febrero 26, 2017

blog-1

Todos hablamos de la Felicidad. Todos la buscamos intuitivamente. Creemos que sabemos de qué se trata.

Pero cuando queremos definirla se nos escapa una y otra vez su significado.

 

blog-4

Es que la Felicidad más que definirla hay que sentirla.

Es algo parecido a lo que nos sucede con el Amor. Nadie sabe bien que es el Amor hasta que lo ha sentido.

Por lo tanto podemos decir que nadie sabe lo que es la Felicidad hasta que la ha experimentado. Hasta que no sentimos ese estado especial que nos hace sentir plenos y realizados.

Debo decir que no creo que la Felicidad sea un estado permanente. Creo, más bien, que son pequeños momentos donde sentimos una especie de embriaguez que nos hace sentir contentos, satisfechos. Como si algo que esperábamos se ha producido, nos ha alcanzado.

Estos momentos no son muy extensos en el tiempo pero son una carga de energía que nos ayuda a sobreponernos a dificultades y contratiempos. Un oasis en pleno desierto.

 

blog-8

Si me pongo a recordar momentos de felicidad debo remontarme a mi infancia. La Felicidad que sentí al leer mis primeras historietas con los inolvidables dibujos del Tarzán de Burne Hogarth o El Príncipe Valiente de Harold Foster. Mis primeros libros de cuentos de Perrault, las fábulas de Esopo y otros. Una buena nota en el colegio. Mis primeros dibujos, hechos en tardes enteras de Felicidad.

 

p-v

Otros ejemplos de dicha podrían ser los juegos con mis amigos en un mundo mucho menos complejo que el actual. Tomar agua fresca de una manguera después de un partido de fútbol callejero que había durado horas, los aplausos de la gente grande que nos contemplaba ante una buena jugada.  Todas cosas que hoy no parecen tener importancia pero que, en esos momentos, nos llenaban de Felicidad y nos dejaron buenos recuerdos.

Haber conocido a mi primera novia, haber podido comprar mi primer departamento, el día de mi casamiento y el nacimiento de mis hijos también fueron momentos de gran Felicidad.

 

beatlers-face1e

No puedo evitar nombrar la aparición de los Beatles en la década de los 60 que dentro de una adolescencia conflictiva como la que se vivía en aquellos años, nos trajeron una bocanada de aire puro.

El mundo cambió y los jóvenes, de alguna manera, nos sentimos representados.

Sería largo enumerar momentos felices aunque todos sabemos que están matizados de contratiempos y dificultades. Por eso no creo que sea un estado largo e ininterrumpido a través del tiempo.

Debo agregar que no hay una fórmula para ser feliz. Quizás una puesta de sol en una playa vacía nos haga alcanzar ese éxtasis bienhechor que nos hace sentir tan bien.

 

b4

Muchas veces pienso que ir tras de la Felicidad no es lo ideal aunque esto sea una aspiración universal.

Más bien hay que dejar que aparezca y disfrutar el momento.

Hay que recordar que la Felicidad casi siempre aparece como resultado de nuestras acciones. Si obramos mal es muy difícil que alcancemos un estado de plenitud como lo es la Felicidad. Sentir envidia o rencor por el bienestar de los otros, aleja totalmente de nuestro lado la posibilidad de ser felices.

La verdadera Felicidad se siente y se comparte.

Si bien aconsejo más disfrutarla, cuando aparece, que analizarla, no es malo en ciertos momentos hacer ambas cosas. Yo lo he hecho en este breve texto y me dio un gran momento de Felicidad hacerlo.

Espero que ustedes también pasen un buen momento al leerlo.

 

blog-7

EL TORTONI

diciembre 5, 2016

t-1

Durante los fines de la década del 60 y hasta 1980 trabajé en la Casa Central del Banco de la Nación Argentina ubicado a la izquierda de la Casa de Gobierno frente a la Plaza de Mayo.

Fue la época donde transcurrió  mi juventud y donde la vida no me era nada fácil.

Cerca de ese lugar sobre Avenida de Mayo había un lugar llamado Café Tortoni donde recalaba en los momentos de zozobra para recobrar la calma.

Era un verdadero remanso de paz además de ser un lugar histórico de la ciudad.

Por uno de esos avatares del destino el Café todavía se conserva y se convirtió en un sitio emblemático de la ciudad.

En Wikipedia hay en un exhaustivo relato de su desarrollo el cual casi transcribo casi fielmente. Algún genio lo desarrolló y lo puso en este sitio web que como todos sabemos es anónimo.

t-2

El Café Tortoni, ubicado en el 825 de la Avenida de Mayo, en la Ciudad de Buenos AiresArgentina. Su nombre casi sin dudas procede del que fuera a fines de s. XIX célebre Café Tortoni de París. Durante casi un siglo el Café Tortoni porteño-argentino es el más representativo del espíritu tradicional de la dicha avenida de Mayo, y es ya una leyenda de la ciudad de Buenos Aires. En tal café funcionó la peña literaria de mayor predicamento de Buenos Aires, liderada por el pintor Benito Quinquela Martín.

En la actualidad sigue siendo un lugar de difusión cultural y turístico por excelencia.

 

Se sabe que fue inaugurado en 1858, pero existen dos versiones respecto del porqué de su nombre: una de ellas dice que un inmigrante francés de apellido Touan lo estableció en la esquina de Rivadavia y Esmeralda, nombrándolo Tortoni dado que así se llamaba un establecimiento del Boulevard des Italiens donde se reunía la elite de la cultura parisina del siglo XIX.

El escritor francés Stendhal menciona en su novela “Rojo y Negro”de 1830, la existencia de un café Tortoni en París. La otra versión afirma que fue un tal Oreste Tortoni quien habría establecido el café sobre la calle Defensa al 200. Uno de los últimos dueños del Tortoni, el señor Fanego, está a favor de la primera versión y afirma que la segunda nació de un error en un artículo aparecido en un folleto publicitario de uno de los proveedores, en el que se nombraba al tal Oreste Tortoni. Sin embargo Enrique Puccia, historiador de Buenos Aires, descubrió que efectivamente existió una guía de la ciudad donde aparece el Café Tortoni en Defensa al 200. No obstante, el Gran Mapa Mercantil de la Ciudad de Buenos Aires, editado en 1870 por Rodolfo Kratzenstein, lo ubica en Rivadavia y Esmeralda con Monsieur Touan como propietario.

Lo cierto es que en 1880 fue trasladado a su lugar actual: la planta baja de la residencia de Saturnino Unzué en la calle Rivadavia. Era una casa de estilo italianizante, con planta baja y la vivienda en el piso superior. Su fachada se conserva en la actualidad aunque muy deteriorada. El fondo de la construcción era lindero con el Templo Escocés de Buenos Aires, ubicado sobre la calle Piedras y construido hacia 1830.

t-3

En 1882, el intendente Torcuato de Alvear concibió el proyecto de construcción de un gran boulevard al estilo de los creados por el Barón Haussmann durante el siglo XIX en París. La futura vía recibió el nombre de Avenida de Mayo en 1885, y su apertura comenzó en 1888, avanzando entre las calles Rivadavia y Victoria (hoy Hipólito Yrigoyen) y demoliendo las antiguas construcciones que se encontraban en su camino, entre ellas el Templo Escocés.

La casa de la familia Unzué fue afectada por la creación de la avenida y perdió el fondo de su terreno aunque, en vez de demolerse completamente, se la conservó y se le construyó una nueva y más lujosa fachada con salida hacia la nueva vía. La nueva parte de la residencia, proyectada por el arquitecto noruego Alexander Cristophenson en estilo academicista francés, terminó de construirse en 1898 y cuenta con planta baja y dos pisos. La vieja entrada del café por la calle Rivadavia siguió existiendo como puerta trasera de acceso al sector de billar. En la actualidad se encuentra cerrada de forma permanente.

t-4

A finales del siglo XIX el café es comprado por otro francés, Celestino Curutchet, que habitaba en los altos del café.1

En el café funcionó «La Peña», inaugurada en 1926, que fomentó la protección de las artes y las letras hasta su desaparición en 1943.Fue una idea que Quinquela Martín adquirió en un viaje por Francia y decidió poner en práctica en su país, donde amigos y colegas que disfrutaban de la buena conversación no disponían de un espacio adecuado para reunirse. Esta peña había nacido en el café La Cosechera (calle Perú y Avenida de Mayo) y se trasladó luego a las mesas del Tortoni. Como con el tiempo el lugar quedó chico, Curutchet ofreció la bodega de vinos para que pudieran reunirse con más comodidad y trasladó la vinería a otro lugar. Así la sede de la peña, llamada Agrupación Gente de Artes y Letras, se inauguró el 24 de mayo de 1926 y realizó tareas de difusión cultural mediante conciertos, recitales, conferencias, y debates.

Entre los asistentes se encontraban, entre otros, Alfonsina StorniBaldomero Fernández MorenoJuana de IbarbourouArthur RubinsteinConrado Nalé RoxloAntonio Bermúdez Franco Ricardo ViñesRoberto ArltJosé Ortega y GassetJorge Luis BorgesFlorencio Molina Campos. Las mesas vieron pasar figuras de la política como Lisandro de la TorreErnesto Palacio Marcelo Torcuato de Alvear; figuras populares como Carlos Gardel (quien cantó una vez un tango en homenaje al autor italiano Luigi Pirandello, que acababa de dar una conferencia en La Bodega) y Juan Manuel Fangio; prestigiosas figuras internacionales como Albert Einstein Federico García Lorca; y jefes de Estado como Juan Carlos de Borbón.

Cuando la agrupación cerró en 1943, se aprovechó lo recaudado por la venta de los muebles (entre ellos un piano Steinway en el que tocaron Arthur RubinsteinAlejandro BrailowskyLía Cimaglia Espinosa Héctor Panizza) para obtener el granito con el que Luis Perlotti realizó el monumento a Alfonsina Storni en Mar del Plata, comprar amoblamiento para el recreo en el Tigre donde muriera Leopoldo Lugones y erigir un monumento a la memoria de Fernando Fader en Mendoza.

 

t-5

Entre 1962 y 1974, un grupo de escritores (la mayoría jóvenes) se reunió en el café cada viernes en torno a figuras algo mayores como los escritores Abelardo Castillo Humberto Constantini. Los integrantes más constantes de esa peña fueron los narradores Liliana HekerIsidoro BlaistenRicardo PigliaArnaldo LibermanMiguel BrianteVicente BattistaJorge Di Paola Ramón Plaza y el poeta Horacio Salas.

En esas reuniones en el Tortoni se concretaron tres revistas emblemáticas –El grillo de papelEl escarabajo de oro y El ornitorrinco– que fueron decisivas en la dinámica literaria e intelectual argentina de aquellos años.

Los encuentros se realizaban en la parte de atrás del Tortoni, en la actual sala Eladia Blázquez.4

Carlos Gardel, además de cantar dos veces en el café, fue durante un tiempo habitué del lugar. Solía ocupar –según testimonio de Enrique Cadícamo– la mesa del costado derecho junto a la ventana entrando por Rivadavia, donde podía reunirse con amigos sin ser abordado por sus admiradores.5

Actualmente el propietario del café es el Touring Club Argentino. La sala «La Bodega», en el subsuelo, es escenario de diferentes artistas de tango jazz. En este último rubro, es destacable la permanencia de la Fénix Jazz Band, conjunto argentino de jazz tradicional que actúa todos los sábados, desde 1978. También se realizan presentaciones de libros y concursos de poesía. El café conserva la decoración de sus primeros años y la salida por la calle Rivadavia. Tiene además una biblioteca y, al fondo, mesas de billar y salones para jugar al dominó y a los dados.

Durante varios años, el programa de radio La venganza será terrible, conducido por Alejandro Dolina, se transmitió en vivo desde la bodega del Café Tortoni con presencia de público. Luego de la tragedia ocurrida en República Cromañón en diciembre de 2004, se decidió trasladar las transmisiones a un ambiente más amplio y seguro: el Hotel Bauen.

El Café Tortoni es recordado en el tango Viejo Tortoni, con letra de Héctor Negro y música de Eladia Blázquez que ha sido cantado por Susana Rinaldi.

t-6

 

Es admirable que un lugar de tan grande valor histórico y cultural siga existiendo luego de 158 años. Sobre todo en un lugar donde son pocos los que se dedican a conservar los sitios más representativos de nuestro pasado.

No solo se conserva sino que pasa por uno de los momentos de más fama desde su fundación.

Los turistas extranjeros lo visitan continuamente. Los fines de semana y los feriados hay que hacer una larga fila para entrar.

Si usted es porteño y no lo conoce no cuesta nada acercarse y conocerlo.

Es un lugar tanto histórico como moderno, que, con seguridad, no lo va a defraudar.

 

NICHOLAS WINTON Y LOS NIÑOS

agosto 30, 2016

WINTON M 3

NICHOLAS WINTON PARECE UN NOMBRE COMÚN Y LO ES COMO LA MAYORÍA DE LOS NOMBRES. PERO ÉL NO ES UNA PERSONA COMÚN. UN ARTÍCULO DE INTERNET, COMO TANTOS OTROS, NOS DICE PORQUÉ. LEAMOS:

«Quien salva una vida, salva el mundo». Esta es la leyenda que figura en el anillo que siempre lleva consigo Nicholas Winton. Se lo regalaron los 669 niños judíos a los que salvó de una muerte segura en un campo de concentración de la Alemania nazi del 39. Este año, change.org está recabando firmas en apoyo a su candidatura para el Premio Nobel de la Paz que otorgan los noruegos.

Nicholas Winton, londinense de nacimiento que ya se ha ganado el cielo y el título de Sir por su hazaña, es hijo de inmigrantes de origen judío. Se preparó para ser agente de bolsa, que era el trabajo que desempeñaba cuando estaba a punto de irse a esquiar a Suiza por vacaciones. Entonces, una llamada de teléfono le cambió la vida: era su amigo Martin Blake, que le pedía ayuda para su comité de refugiados de Chescoslovaquia, invadida ya por los nazis. Acudió raudo en su ayuda y una vez allí se dip cuenta de que no había ningún plan pensado que se ocupara del traslado de los niños. Contactó con el Movimiento de Niños Refugiados de Londres para solicitar su apoyo. Esta organización se encargaba de conseguir el alojamiento y el dinero que exigía el gobierno británico como garantía para dar cobijo a los refugiados perseguidos por los nazis. El único requisito que se exigía era tener un lugar en donde alojarse y un depósito de 50 libras de entonces (unos 1.300 euros de hoy) por niño como garantía (para el pasaje de vuelta ante un eventual regreso del niño a su país de origen).
A Nicholas le pasó como a Schindler, entró en un bucle frenético contra el tiempo: centenares de padres, enterados de su plan de salvación de niños, contactaron con él para rogarle que salvase a sus hijos. En 9 meses consiguió evacuar a 669 niños en 8 trenes cuyo destino era la salvación: Londres. Una curiosidad, entre ellos viajaba el que luego sería afamado director de cine de La mujer del teniente francés,Karel Reisz.

winton ESTATUA

En un efecto mariposa impresionante, estos 669 niños salvados dieron lugar a más de 5.000 niños nuevos. Pero como toda buena historia de salvación, también tiene su punto negro. A Nicholas le falló un tren, el último. Londres declaró la guerra a Alemania justo antes de que el último tren con 250 niños a bordo pudiera efectuar su salida. Nadie les volvió a ver. Y allí, en la estación de tren de la calle Liverpool de Londres, quedaron sus familias esperando un convoy que jamás llegaría a su destino por un solo fatídico día. ”Si el tren hubiera partido un día antes podría haber cumplido su trayecto”, se lamentaba Winton.
Pasaron 50 años sin que Nicholas Winton contase a nadie lo que había hecho por todos estos niños, pero su mujer, Greta, descubrió un maletín que contenía toda la documentación con los nombres de los niños y las cartas de agradecimiento de sus padres. Ahí saltó todo: La reina Isabel II reconoció su gesta otorgándole el título de Sir. “Mantuve lo que hice en secreto, incluso para mi familia, y no voy a hablar con nadie sobre ello hasta que se haga el anuncio oficial”, fueron las palabras por aquel entonces de Nicholas.
Vera Gissing, una de las niñas salvadas, que escribió su biografía y elaboró el guión de la película Power of Humanity contaba que “rescató a la mayor parte de los niños judíos de mi generación en Checoslovaquia. Muy pocos de nosotros nos reencontramos con nuestros padres: perecieron en los campos de concentración. Si no hubiésemos sido separados, habríamos muerto junto a ellos”.

winton5
La BBC le dedicó varios programas pero entre ellos, el famoso That’s Life. Le invitaron a un programa advirtiéndole que contarían su historia y que una de las niñas que él rescató, y que ya era una adulta, estaría a su lado para dar fe del testimonio. Nicholas asistió, pero lo que pasó en realidad fue que ese plató, abarrotado de personas, sólo estaba lleno con los niños a los que él rescató. A la pregunta del presentador sobre si había alguien más en la sala que tuviera algo que agradecerle a Sir Nicholas Winton, todo el plató se puso en pie y el bueno de Sir Nicholas, que hoy tiene 105 años, hizo lo que pudo por mantener el tipo, pero las lágrimas, a veces, no reconocen las órdenes del pudor.

CREEMOS QUE ESTA HISTORIA ES DIGNA DE DESTACARSE Y QUE ESTE NOMBRE SEA AMPLIAMENTE CONOCIDO.
¿NO LE PARECE?

LÁGRIMAS Y MUNDOS

agosto 29, 2016

 

LÁGRIMAS BLOG

Antoine de Saint Exupery, el célebre autor de “El Principito” expresó:  ¡ Es tan misterioso el país de las lágrimas!

Esta es una afirmación que en algún momento de nuestras vidas hemos podido constatar.

Hay momentos en los cuales a uno le brotan las lágrimas.

De cada una de estas lágrimas pueden nacer mundos nuevos.

Lágrimas paridas por el dolor y el sufrimiento.

BLOG 1

Si uno sabe interpretarlos, estos curiosos nacimientos,  darán lugar a nuevos mundos. Se nos abrirán panoramas que no conocíamos.

Paisajes nuevos donde podremos refugiarnos.  Donde podremos guarecernos hasta que pase la tormenta. Donde podremos explorar lo nuevo.

Entraremos por la puerta que nos abrió el dolor.

Estas lágrimas aparecidas del dolor y del  sufrimiento pueden parir nuevos mundos.

Mundos llenos de perdón, de comprensión, de aceptación.

Todo un cambio hecho con lo mejor de lo nuestro donde el “yo”, el “otro” y el “nosotros” se confunden.

BLOG 3

Las Madres del Dolor que perdieron a sus hijos en accidentes o robos se reconstruyeron a sí mismas dedicando su vida a defender  a todas las víctimas sin distinción de razas ni religiones ni clase social. Esto es un claro ejemplo de lo que expongo. Hay cientos de asociaciones  donde las personas que las integran cambiaron el dolor por una actitud positiva ante la vida.

Lágrimas paridas por el dolor y el sufrimiento que paren nuevos y mejores mundos.

NOSOTROS Y EL UNIVERSO

diciembre 26, 2014

BLOG10
El Universo tiene una música. Los astronautas la escucharon.
Si cuando estamos bajo un árbol disfrutando de una suave brisa prestamos un poco de atención, también la escucharemos.
Cuando nos ponemos a escribir o dibujar estamos inspirados por esa fuerza enigmática.
Hay momentos en que no podemos hacerlo y somos la misma persona pero con nuestro camino interrumpido.
Es que no estamos prestando atención. No percibimos el sonido de Universo. Su música no llega a nuestros oídos.
La vida diaria a veces nos aleja de todo con sus incesantes ruidos y sus cambios imprevisibles.
Y nos sentimos perdidos.

BLOG 1
Si nos tomamos un tiempo y nos tranquilizamos, volveremos a percibir el mensaje del Universo. El mensaje de la Naturaleza de la que formamos parte.
Nacimos para ser creadores en el mundo exterior y en nuestro mundo interno. No podemos renunciar a eso.
Cuando renunciamos a ser los creadores de nuestro propio mundo nos sentimos mal y caemos en las manos de cualquier gurú impostor que nos dice que ellos van a ser nuestros intermediarios. Claro que por un módico precio.
Entre nosotros y ese mensaje de paz no puede haber intermediarios. Solo amables consejeros.

BLOG 2
Pero somos nosotros y solo nosotros los que tenemos que buscar el camino y el equilibrio interno. Como cuando éramos niños y no teníamos dudas sobre lo que queríamos. Intuitivamente conocíamos el camino. Conocíamos el camino de la creatividad y de la paz. Conocíamos el camino del regocijo y de la felicidad.
Cuando nos sentimos perdidos sería fácil recuperarnos si queremos.

BLOG 6
Levantarnos un poco antes y contemplar una alborada. Ir al campo y quedarnos absortos frente a un crepúsculo dorado. Sentir en nuestras manos la textura de un árbol añoso. Respirar el canto de los pájaros y el tintineo de las gotas de lluvia en nuestras caras. Alimentar a los patos de una laguna. Hablar con un anciano al que vemos solo.
Eso nos llenará de gozo.

BLOG 9
Pero nadie puede hace eso por nosotros.
Nadie puede sentir esa belleza si no la palpamos en nuestro cuerpo y en nuestro ánimo.
Solo nosotros podemos hacerlo.
Solo nosotros podemos encontrar el camino del retorno a la vida plena y a las cosas bellas.
Solo nosotros podemos volver al camino para el que fuimos hechos.
Solo nosotros.

BLOG 5

MUJICA Y LA FELICIDAD

enero 27, 2013

El presidente del Uruguay se dirigió a una Asamblea de mandatarios y lo hizo con palabras inusuales. Le dejo aquí el discurso para que lo lean y saquen sus conclusiones:

Autoridades presentes de todas la latitudes y organismos, muchas gracias. Muchas gracias al pueblo de Brasil y a su Sra. presidenta, Dilma Rousseff. Muchas gracias también, a la buena fe que han manifestado todos los oradores que me precedieron.
Expresamos la íntima voluntad como gobernantes de apoyar todos los acuerdos que, esta, nuestra pobre humanidad pueda suscribir.

Sin embargo, permítasenos hacer algunas preguntas en voz alta.

Toda la tarde se ha hablado del desarrollo sustentable. De sacar las inmensas masas de la pobreza.

¿Qué es lo que aletea en nuestras cabezas? ¿El modelo de desarrollo y de consumo que queremos es el actual de las sociedades ricas?

Me hago esta pregunta: ¿qué le pasaría a este planeta si los hindúes tuvieran la misma proporción de autos por familia que tienen los alemanes? Cuánto oxígeno nos quedaría para poder respirar?

Más claro: ¿tiene el mundo los elementos materiales como para hacer posible que 7 mil u 8 mil millones de personas puedan tener el mismo grado de consumo y de despilfarro que tienen las más opulentas sociedades occidentales? ¿Será eso posible?

¿O tendremos que darnos otro tipo de discusión?

Hemos creado esta civilización en la que hoy estamos: hija del mercado, hija de la competencia y que ha deparado un progreso material portentoso y explosivo.

Pero la economía de mercado ha creado sociedades de mercado. Y nos ha deparado esta globalización, cuya mirada alcanza a todo el planeta.

¿Estamos gobernando esta globalización o ella nos gobierna a nosotros?

¿Es posible hablar de solidaridad y de que “estamos todos juntos” en una economía que basada en la competencia despiadada? ¿Hasta dónde llega nuestra fraternidad?

No digo nada de esto para negar la importancia de este evento. Por el contrario: el desafío que tenemos por delante es de una magnitud de carácter colosal y la gran crisis que tenemos no es ecológica, es política.

El hombre no gobierna hoy a las fuerzas que ha desatado, sino que las fuerzas que ha desatado gobiernan al hombre. Y a la vida.
No venimos al planeta para desarrollarnos solamente, así, en general. Venimos al planeta para ser felices. Porque la vida es corta y se nos va. Y ningún bien vale como la vida. Esto es lo elemental.

Pero la vida se me va a escapar, trabajando y trabajando para consumir un “plus” y la sociedad de consumo es el motor de esto. Porque, en definitiva, si se paraliza el consumo, se detiene la economía, y si se detiene la economía, aparece el fantasma del estancamiento para cada uno de nosotros.

Pero ese hiper consumo es el que está «agrediendo» al planeta.

Y tienen que generar ese hiper consumo, cosa de que las cosas duren poco, porque hay que vender mucho. Y una lamparita eléctrica, entonces, no puede durar más de 1000 horas encendida.
¡Pero hay lamparitas que pueden durar 100 mil horas encendidas!
Pero esas no, no se pueden hacer; porque el problema es el mercado, porque tenemos que trabajar y tenemos que sostener una civilización del “úselo y tírelo”, y así estamos en un círculo vicioso.

Estos son problemas de carácter político.
Nos están indicando que es hora de empezar a luchar por otra cultura.

No se trata de plantearnos el volver a la época del hombre de las cavernas, ni de tener un “monumento al atraso”.
Pero no podemos seguir, indefinidamente, gobernados por el mercado,
«sino que tenemos que gobernar al mercado».

Por ello digo, en mi humilde manera de pensar, que el problema que tenemos es de carácter político.
Los viejos pensadores –Epicúreo, Séneca y también los Aymaras- definían: “pobre no es el que tiene poco sino el que necesita infinitamente mucho”.
Y desea más y más.

«Esta es una clave de carácter cultural»

Entonces, voy a saludar el esfuerzo y los acuerdos que se hagan.
Y lo voy acompañar, como gobernante.
Sé que algunas cosas de las que estoy diciendo «rechinan».
Pero tenemos que darnos cuenta de que la crisis del agua y de la agresión al medio ambiente no es la causa.
La causa es el modelo de civilización que hemos montado.
Y lo que tenemos que revisar es nuestra forma de vivir.

Pertenezco a un pequeño país muy bien dotado de recursos naturales para vivir. En mi país hay poco más de 3 millones de habitantes.
Pero hay unos 13 millones de vacas, de las mejores del mundo.
Y unos 8 o 10 millones de estupendas ovejas.
Mi país es exportador de comida, de lácteos, de carne.
Es una penillanura y casi el 90% de su territorio es aprovechable.

Mis compañeros trabajadores, lucharon mucho por las 8 horas de trabajo. Y ahora están consiguiendo las 6 horas.
Pero el que tiene 6 horas, se consigue dos trabajos; por lo tanto, trabaja más que antes.
¿Por qué?
Porque tiene que pagar una cantidad de cosas: la moto, el auto, cuotas y cuotas y cuando se quiere acordar, es un viejo al que se le fue la vida.

Y uno se hace esta pregunta: ¿ese es el destino de la vida humana?
¿Solamente consumir?

Estas cosas que digo son muy elementales: el desarrollo no puede ser en contra de la felicidad.
Tiene que ser a favor de la felicidad humana; del amor a la tierra,
del cuidado a los hijos, junto a los amigos. «Y tener, sí, lo elemental»

Precisamente, porque es el tesoro más importante que tenemos.
Cuando luchamos por el medio ambiente, tenemos que recordar que el primer elemento del medio ambiente se llama «felicidad humana»

Asombrosas palabras. No dijo un discurso frío y burocrático lleno de obviedades que nadie escucha como se estila en estos lugares. Habló de la felicidad humana.  Es decir de un tema que poco le importa a los que gobiernan. Solo les interesa la felicidad suya. Se habrán reído mucho de la ocurrencia del mandatario uruguayo.

Sin embargo creo que será el único discurso del que se hablará durante mucho tiempo.

¿ Ustedes que opinan? ¿Estuvo bien o estuvo mal? Les agradecería que me hicieran llegar su opinión. Se los agradecería mucho.  Gracias.

HOMBRE BUENO Y BUEN HOMBRE

abril 1, 2011


En este mundo encontramos dos tipos de personas. Por un lado están los Malvados y por otro los No Malvados.

Los Malvados ya sabemos lo que son y no es difícil definirlos. Son aquellas personas que se complacen en dañar al prójimo. Los vemos en la vida diaria a la mañana, a la tarde y a la noche lo que nos exime de mayores comentarios.

Por otro lado están los No Malvados.

Éstos se dividen en los Buenos Hombres y los Hombres Buenos.

Dicho así parecen la misma cosa. Es decir que son casi expresiones sinónimas.

Pero si observamos un poco el asunto nos daremos cuenta que no son lo mismo y en algunos casos son figuras antagónicas.

Por ejemplo un Hombre Bueno es aquel que no desconfía de nadie, que ayuda a todo el que le pide y que responde a todo con la mayor sonrisa. El Hombre Bueno perdona todo y dice que hay que olvidar para seguir adelante.

El Buen Hombre no dice que sí a todo lo que le plantean. Antes de eso analiza el caso con sus pros y sus contras y decide después de esto. El Buen Hombre no se ve obligado a decir que sí a todo y los buitres lo conocen y lo respetan. El Buen Hombre  no va tratar de perjudicar a otros sino que va a tratar de ayudarlos y protegerlos dentro de sus posibilidades. El Buen Hombre nunca va a poner en peligro la estabilidad de su familia para embarcarse en negocios dudosos porque le cuesta decir que nó.

Llegados a este punto podemos ver que las diferencias entre ellos son notables.

El Hombre Bueno es presa fácil de todos los malandras que andan por los alrededores. Su manía de decir que todos somos buenos hace que junte a su alrededor buena y mala gente haciendo que las buenas personas se perjudiquen. Las fieras le saltan a la yugular en cuanto pueden y él les pide perdón!! En nuestra sociedad decirle a alguien que es un Hombre Bueno es casi decirle que es un tonto.

En cambio el Buen Hombre se hace respetar y las fieras saben que cuando dice un nó es un nó.

Al llamado Hombre Bueno lo persiguen hasta que finalmente dice sí y cae en las garras de los malvados.

Después de haber sido un Hombre Bueno casi toda mi vida finalmente la experiencia me indicó que era mejor ser un  Buen Hombre.  Es decir aquel que no quiere perjudicar a nadie, que ayuda si puede, que se hace respetar y que defiende el bienestar de su familia.

Visto de esta manera, y excluyendo a los malvados, usted: ¿a cuál de los otros dos grupos pertenece?

EL VALOR DE LAS PALABRAS (III)

septiembre 28, 2010

En notas anteriores he hablado del valor de las palabras. En realidad he hablado de casos en que no se respetaba la palabra empeñada.

Es decir que hablé de los casos más comunes ya que todos sabemos que en nuestra sociedad abundan los casos en que no se cumple con lo que se dice o se promete.

Voy a contar el caso de un amigo.

En realidad debo aclarar que nunca fui a comer a su casa ni el vino a comer a la mía. Tampoco él conoce más que superficialmente a mi familia y yo apenas conozco a la suya.

¿Y porque entonces digo “mi amigo”? Sencillamente por que esta persona se dedica a fabricar muebles de madera y a vender libros y  nunca ha faltado a la palabra empeñada.

Le encargué unos modulares para poner discos de vinilo y recorrió cielo y tierra hasta que los pudo hacer. Me conservó el precio aunque a él le aumentaron el costo de la madera y me dijo que se los pagara como pudiera por lo que todavía me falta pagarle un resto a pesar de que transcurrieron ya casi cinco meses.

¿Conocen ustedes muchas personas que hagan esto?

Sí, los dejo que piensen, pero seguramente no van a encontrar muchas o quizás no van a encontrar ninguna persona que cumpla así con lo prometido.

Además cuando le comento algo me escucha detenidamente y luego me hace las salvedades del caso sin recurrir a ningún exabrupto.

En la sociedad en que vivimos esto no es muy común.

Normalmente nadie nos escucha y no nos dejan terminar de hablar oponiéndose a todo aún sin saber nada del tema del cual le estamos hablando.

¿Se entiende por que digo “mi amigo”?

Hecha esta salvedad seguiré con el relato.

Mi amigo aceptó un trabajo pequeño y dio un precio pero cuando sacó cuentas la ganancia era mínima.

Podía llamar y decir que no iba a hacer el trabajo pero había dado su palabra por lo que se puso a hacerlo.

Cuando llegó el momento de entregarlo podía haberlo dejado para otro día, cuando tuviera tiempo, como haría el 99% de las personas que conocemos.

¡Pero había dado su palabra!

Por lo tanto dejó cosas más importantes y fue a entregar el trabajo terminado.

Una vez cumplido esto se dispuso a regresar a su casa cuando observó que justo enfrente de esta casa estaban tirando madera a la calle. Se acercó y preguntó si podía llevarse alguna. Le contestaron que se llevara toda la que quisiera porque el dueño había alquilado el depósito a unas personas y cuando vio que estaba ocupado dio orden de tirar todo a la calle.

Juntó todo lo que pudo y regresó a su casa.

Cientos o quizás miles de pesos en madera de buena calidad que a lo mejor iba a ser usada para hacer un asado y que para él eran el elemento esencial para poder desarrollar sus tareas.

Todo por entregar a tiempo un trabajo que casi no le iba a dejar ganancia.

No parece una casualidad que esto haya pasado.

Quizás tengan razón los que dicen que no hay casualidades y sí causalidades. Por lo menos nos queda una duda.

¿A usted que le parece? ¿Casualidad o nó?

Sea cual sea su respuesta hágamela saber. Sería bueno aportar datos a favor o en contra de estas teorías. Entre todos podemos ir acercándonos a una satisfactoria resolución.

De cualquier manera es bueno pensar que en algún lado hay una especie de justicia que se ocupa de premiar a las personas honestas.

A UNA DE LAS POCAS PERSONAS QUE TODAVIA LE DAN VALOR A SUS PALABRAS.